martes, 24 de septiembre de 2013

10; SURGIMIENTO DEL DIEZMO IGLESIERO por Alexander Gell

Si desea descargar o escuchar este estudio en formato de audio mp3, solo tiene que pinchar en el siguiente link: SURGIMIENTO DEL DIEZMO IGLESIERO

Tambien: si desean descargar en su computador este capitulo en formato de libro pdf. pinchar en este link: surgimiento del diezmo


Después de haber publicado 9 capítulos de forma consecutiva, los cuales demuestran que el diezmo que se cobra hoy en dia en el sistema evangélico no tiene nada que ver con el diezmo bíblico, el cual consiste en producto del campo; debemos ya estar suficientemente claros que nuestro señor Jesucristo y sus apóstoles jamás le cobraron diezmo de dinero a ningún creyente; tampoco  nuestro señor Jesucristo no pudo haber diezmado entregándole diezmos a los levitas del templo porque no era agricultor o ganadero, los cuales, según la ley, eran los únicos que estaban obligados a diezmar, según de lee en levítico 27:30 al 32. Bíblicamente Jesús era carpintero. Tampoco nuestro señor Jesucristo podía recibir diezmo de sus seguidores porque el no era levita; nuestro señor Jesucristo  era judío y sus apóstoles no diezmaban ni recibían diezmos porque eran pescadores. Sin duda alguna el señor Jesús nunca quebrantaría el orden de Dios, como hacen los ministros actuales, tomando el lugar de los levitas, y recibiendo un falso diezmo sacado del sueldo de los miembros de sus iglesias conciliares; mucho menos nuestro señor Jesucristo o a sus apóstoles jamás los vamos a ver tomando los pasajes de Malaquías 3: 10 para amenazar y decirle  malditos y ladrones a aquellos que no le entregaban diezmos; ya que dicho pasaje no es aplicable a la iglesia del nuevo pacto, sino que estaban dirigidos a corregir a los lideres israelitas que estaban sujetos a la ley de moisés.

En el tiempo en que se escribió el nuevo testamento, los levitas y sacerdotes oficiaban en el templo de Jerusalén, y el diezmo seguía siendo lo que siempre ha sido; producto del campo y animales; nunca fue dinero, según se lee en levítico 27:30 al 32. Por lo tanto, solo los terratenientes y los criadores de ganados eran los únicos que podían llevar diezmos al templo, según estaba estipulado en la ley.

Ya en este punto debemos hacernos las siguientes preguntas; ¿Cómo llegó el diezmo iglesiero del sueldo de los creyentes a convertirse en una de las doctrinas fundamentales del sistema evangélico?. ¿Por qué los modernos apóstoles, pastores, ungidos, reverendos y profetas del medio evangélico, pentecostal, ecuménico y carismático siempre aseguran que, supuestamente, la biblia enseña que el diezmo de dinero se usa para mantener el templo, los gastos de los pastores y poder evangelizar?.

Para responder esas preguntas, vamos a analizar algunos datos bíblicos e históricos.
los primeros cristianos nunca se afanaron por establecer las reuniones cristianas en templos suntuosos al estilo pagano como vemos hoy en el medio católico o en las megas iglesias evangélicas. Los templos católicos al estilo pagano y las suntuosas megas iglesias evangélicas son el producto de la ligadura entre la iglesia y el estado, (los gobiernos mundanos), que se inició cuando el emperador Constantino unió el estado pagano con la iglesia apostata romana, (catolicismo; siglo cuarto); dando como resultado una iglesia ramera, es decir; ya la iglesia no era la novia de cristo, sino que ahora era la consorte de los gobiernos mundanos.



  En realidad; los primeros cristianos hacían sus reuniones, (congregación o iglesia), en los propios hogares de los mismos hermanos en la fe, veamos algunos ejemplos: Filemón, discípulo de la ciudad de Colosas, recibió una carta del apóstol Pablo donde pablo envía saludos a la iglesia que está en tu casa, (Filemón 1,2). Esto significa que en casa de Filemón se reunía toda una iglesia. Se ratifica con el caso de Ninfas de Colosas donde existe la iglesia en casa, (Colosenses 4:15);  en su casa se reunía toda una congregación y Pablo la recuerda muy especialmente. 






Otro caso notable es el del matrimonio de Priscila y Aquila de la Iglesia de Roma, luego trasladados a Éfeso, donde se  habla de la congregación que se reúne en su casa, (Romanos 16:3-5;, 1 Corintios 16:19; y 2 Timoteo 4:19). Otros ejemplos de Iglesia en casa pueden ser la familia de Aristabulo, (Romanos 16:10);  o la familia de Narciso, (Romanos 16:11). Así se cumple las palabras de nuestro señor Jesucristo cuando dijo; donde dos o tres se congregan en mi nombre; allí estoy yo. Esta es la razón por la cual los verdaderos cristianos instruidos por los apóstoles jamás de vieron en la necesidad de levantar o mantener templos, o de formar algún grupo eclesiástico a base de jerarquías, donde los dirigentes hasta visten uniformes para diferenciarse de los demás cristianos; esa es una costumbre de las religiones paganas insertada en el cristianismo a través del catolicismo apostata romano.

 Aunque, debo aclarar,  no esta mal que algún grupo de cristianos puedan obtener un local modesto donde reunirse, pero  debe quedar totalmente claro que para los primeros cristianos jamás fue una carga tener que mantener los gastos de un templo, como sucede con los templos del catolicismo romano y con las megas iglesias de los modernos evangélicos.




Que nadie los engañe diciéndoles que el diezmo de dinero que se recauda en el sistema iglesiero evangélico se usa para mantener algún templo, ya que eso no lo enseña el nuevo testamento por ninguna parte.

 En el antiguo testamento Dios permitía que levantaran tabernáculos y templos para el mostrar su gloria, pero después del sacrificio en la cruz ya no era necesario llevar ningún ritual religioso dentro de algún templo, ya que todos los creyentes en el nuevo pacto de la gracia se habían convertidos, ellos mismos como personas, en templos vivientes donde habita en espíritu del Dios vivo. Es por eso que en el año 70 de nuestra era, Dios permite que los romanos destruyan el templo de Jerusalén sin dejar piedra sobre piedra, dando Dios a demostrar que ya el antiguo pacto de la ley, con todos sus rituales y liturgias dentro de un templo, había sido abolido en la cruz. Por lo tanto; cada creyente en si mismo es un templo, tal y como lo dice el apóstol pablo en este impresionante pasaje;  ‘’¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?’’, (1Corintios 3:16).

También; cada creyente es parte o ladrillo que conforma la iglesia o edificio espiritual, tal y como lo dice el apóstol pedro;  ‘’ también ustedes, como piedras vivas, sean EDIFICADOS como CASA ESPIRITUAL para un sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Yahshua el cristo’’ (1 Pedro 2:5).

Por lo tanto, ha quedado mas que demostrado que esa mentira en que se amparan los modernos dirigentes del sistema iglesiero, cuando afirman que el diezmo de dinero supuestamente la biblia enseña que se usa para mantener el templo, ha quedado desenmascarada; es una vil manipulación para extraerle dinero a los feligreses a atarlos a supersticiones y falsas leyes; y sobre todo para mantener un sistema falso dentro de un templo. En realidad; Dios no habita dentro de templos de piedras hecho por la mano del hombre, donde solo gobiernan los falsos ungidos, falsos profetas y falsos apóstoles, vamos a leerlo; ‘’El Dios que ha hecho el mundo y todo lo que hay en él, siendo Señor del cielo y de la tierra, no habita en templos construidos por la mano del hombre, ni es servido de manos humanas, como si necesitase algo’’, (hechos 17:22-29).




Lo mismo con esa otra mentira, cuando los modernos dirigentes iglesieros dicen que el diezmo es para mantener un sueldo pastoral; eso también es falso, y lo vamos a desenmascarar de la siguiente manera; vamos a poner unos párrafos que se encuentran en el capitulo 8 de este estudio.

Cuando  el apóstol Pablo citó el antiguo testamento para justificar ayuda financiera, citó Deuteronomio 25:4, donde dice;  no pondrás bosar al buey que trilla, (1 corintios 9:9). El lo citó nuevamente en primera a Timoteo 5:17-18, donde dice;  "los ancianos que dirigen sean tenidos por dignos de doble honor, específicamente de los que trabajan arduamente en la palabra  y la enseñanza, porque la escritura dice; "no pondrás bosar al buey que trilla". Cuando Pablo habla de doble honor simplemente era una ayuda financiera que el apóstol pablo aconsejaba le cedieran a los ancianos dedicados a la enseñanza de las escrituras. Todo esto es muy distinto al diezmo iglesiero de la actualidad, el cual es exigido por ley  por todos aquellos que en este tiempo se autotitulan ungidos que gobiernan en el sistema evangélico, y que es usado para proveer un sueldo pastoral y para mantener a un grupo eclesiástico.

 Vemos también que Pablo defendía el derecho de aquellos hombres que eran mayores de edad, o ancianos, y que estaban dedicados a tiempo completo a la obra del Señor en la enseñanza de las escrituras. Pablo aconsejaba a las iglesias que debían sostener a estas personas y les dieran doble honor, es decir, mantenimiento económico a través de las ofrendas voluntarias.  Estas personas eran ancianos, mayores de edad,  no hombres o mujeres jóvenes. Estos eran ancianos, que ya no podían trabajar, personas jubiladas que  habían dedicado el resto de su vida a la obra del evangelio.       

Esto es muy diferente a lo que vemos en las iglesias modernas, donde a hombres jóvenes se les da el titulo de anciano. ¡Esto es ridículo!, Vemos en la actualidad a pastores jóvenes ostentando el título de anciano y manteniéndose del diezmo y las ofrendas de la iglesia. Yo pregunto: ¿cómo es posible llamar anciano de la congregación a un hombre joven, simplemente porque sea pastor y tenga varios años en la iglesia?,  ¡Y para colmo, los creyentes tienen que mantenerlos con diezmos y ofrendas! . tal es el caso de muchos pseudos pastores del sistema iglesiero apostata, (SIA).  Donde encontramos a hombre en edad de trabajar manteniéndose ellos y sus familias del dinero que recaudan de sus seguidores; tal es el caso de Cass Luna, Guillermo Maldonado, Otoniel Font, Aquiles Azar, Santiago Ponciano, etc. Estos avivatos, muy astutos, viven a cuerpo de rey siendo sostenidos por el dinero que a base de manipulación y engaño logran quitarle a los miembros ignorantes de sus congregaciones.





Bíblicamente; pablo enseña que solamente los evangelistas, aquellos que andan de lugar en lugar predicando el evangelio, y los ancianos mayores de edad que ya no pueden trabajar y que estaban dedicados de por vida al ministerio y la enseñanza de las escrituras, eran los únicos que tenían el derecho de recibir sustento de las ofrendas de los creyentes, todos los demás tenían que trabajar no importando el titulo que tuviera dentro de la iglesia, ya que el apóstol pablo enseñaba diciendo: ‘’el que no trabaja; que no coma’’. El mismo apóstol pablo tenia el papel de evangelista, ya que viajaba de lugar en lujar predicando el evangelio de la gracia, y en varias ocasiones recibió las ofrendas voluntarias que con amor los hermanos le entregaban, pero también pablo trabajaba fabricando tiendas para ganarse el sustento, esto quiere decir que cuando un evangelista permanece demasiado tiempo en un lugar no puede convertirse en carga para la iglesia, sino que debe ponerse a trabajar hasta el día que se marche.

Por lo tanto; ha quedado desenmascarada esa otra mentira del moderno sistema apostata evangélico, pentecostal, carismático y ecuménico, el cual asegura que, supuestamente; la biblia enseña que el diezmo es usado para mantener un sueldo pastoral y para mantener a un grupo eclesiástico.

Ahora vamos a ver en que forma vil el diablo y sus emisarios lograron introducir dentro del cristianismo esa doctrina mentirosa del diezmo del salario de cada creyente.

Como dijimos en el capitulo anterior; Los historiadores de la iglesia lo dejan muy claro, las primeras congregaciones Cristianas no se financiaron con diezmo de ninguno tipo.  Al parecer los promotores del diezmo iglesiero no leen mucho la historia del Cristianismo antiguo.  La Enciclopedia Británica nos dice que; "La Iglesia Cristiana dependió al principio de regalos voluntarios de sus miembros".  El Diccionario Hastings de la Iglesia Apostólica, dice;   "se admite universalmente que el pago de diezmos o décima parte de las posesiones, para propósitos sagrados no se halló dentro de la Iglesia Cristiana durante la edad cubierta por los apóstoles y sus sucesores inmediatos".  La Americana declara; "El diezmar no fue practicado en la Iglesia Cristiana temprana".  Aún, la Iglesia Católica, notoria por sus muchos planes financieros y la cobradera de indulgencias, dice en la Nueva Enciclopedia Católica; "La Iglesia primitiva no tuvo sistema de diezmos... no porque no hubiera necesidad de soporte financiero para la iglesia, sino porque los otros medios parecieron bastar." 

Hoy existe la iglesia institucionalizada, aceptada y sometida a las leyes de las naciones, donde no es perseguida; ahora la Iglesia tiene que tener personalidad jurídica, algo que no existía en la iglesia del siglo 1, ya que esos primeros cristianos no tenían el apoyo del gobierno romano, mucho menos del gobierno judío, todo lo contrario; eran perseguidos a muerte por esos gobernantes.

Ahora en la nueva cristiandad moderna, (al igual que el catolicismo apostata de la edad media), existe la tendencia a buscar la superioridad numérica, todo lo que cobra apariencia, y hasta la propensión a jactarse de esas cosas. Es evidente que si son numerosos los creyentes en una asamblea, concilio o denominación ellos necesitan un local adecuado y espacioso; y hasta compiten entre sí por la iglesia más grande; lo cual lo único que hace es traer vanagloria principalmente en el pastor o apóstol que gobierna en ese lugar. Esto conlleva a una terrible carga sobre los feligreses ya que se ven obligados por ley a tener que sostener financieramente el edificio, como también al grupo eclesiástico que lo gobierna, (sea a través de un falso diezmo iglesiero, como en el caso de los evangélicos; o cobrando indulgencias y misas por los muertos, como en el caso de los católicos; algo jamás visto en la iglesia del siglo 1. En los primeros tres siglos de fundarse la iglesia cristiana a través de los apóstoles no existe rastros históricos que digan que esos cristianos se sometieran a la ley del diezmo, o que tuvieran que mantener a un grupo eclesiástico, o mantener los gastos de un templo.

la mayoría de los historiadores de la iglesia escriben que el diezmo no llegó a ser una doctrina aceptada en la iglesia por más de 700 años después de la cruz. De acuerdo a los mejores historiadores y enciclopedias, no fue sino hasta después de 500 años que el concilio local de la iglesia de Macón en Francia, en el año 585, intentó sin éxito de imponer diezmo sobre sus miembros. No fue sino hasta el año 777 que el rey Carlos el Magno permitió que la iglesia por aval de ley pudiera recoger los diezmos. Tal cual, amigo mío, es la historia del diezmo según la Enciclopedia Británica, la Enciclopedia Americana, y la Enciclopedia Católica Romana para que todos la lean. Estos hechos históricos debieran servir como prueba para alguien.

Ahora veamos el papel importante que jugó el catolicismo romano, desde la edad media, para enseñar a sus dirigentes, obispos y sacerdotes, a exprimirle el dinero a sus feligreses a base de mentiras y manipulaciones, estrategias que han heredado los modernos dirigentes del evangelio de la prosperidad que gobiernan las megas iglesias.

Es importante entender que la población en general es supersticiosa y afectada por la pobreza. Así que la riqueza y prestigio de la iglesia católica romana, en la edad media, de por sí ya era intimidatoria y el clero con toda su pompa necesitaba de muchos recursos y dinero para poder mantenerse.  Debido a que los sacerdotes tenían, como si fuesen, las llaves del cielo, el pueblo buscaba estar de su lado. Ya entrada la edad media, los papas católicos comenzaron a exprimir al pueblo a través de mentiras y supersticiones. Se vendían indulgencias, es decir, una carta firmada por el papa de turno donde se certificaba el perdón de todos sus pecados a quienes compraban estas cartas. Se cobraban misas por los difuntos que supuestamente se encontraban en el purgatorio. Tiempo después, y con la ayuda del rey Carlomagno, la iglesia católica comenzó a cobrar diezmos para la iglesia y para el estado. Al principio eran diezmos agrícolas, imitando el sacerdocio levítico, pero después también cobraban diezmos de dinero.  Es esa la verdadera procedencia del diezmo iglesiero que conocemos hoy en las congregaciones cristianas y que nada tiene que ver con el diezmo bíblico.


La mezcla de influencias de incrédulos y paganos, unida a la elasticidad de la filosofía judaica, llevó a la restitución de muchas prácticas del Viejo Testamento. Entres éstas, el diezmar fue de gran importancia debido a la cantidad de dinero que generaba para la nueva clase de clérigos. Y fue Convenientemente impuesta debido a su lugar en la Ley. Recuerde, la mayoría de estos supuestos ministros nunca realmente se volvieron creyentes en Cristo, y ellos veían al Cristianismo como un medio para ganar dinero. El espíritu de los antiguos avariciosos fariseos y maestros de la ley estaba vivo entre los dirigentes de la cristiandad apostata del catolicismo romano; y los modernos dirigentes evangélicos, carismáticos, pentecostales y ecuménicos han seguido con la misma estrategia maldita para explotar a sus feligreses..

Con líderes de religiones y cultos paganos ahora profesando fe en Cristo, ocurrió una diabólica transformación dentro de la nueva cristiandad levantada por el catolicismo romano. La fe antes pura de los creyentes, habiendo sido probada en los fuegos de la Persecución, ahora estaba siendo infiltrada y corrompida por los ricos, poderosos, e idealistas líderes religiosos paganos. La distinción entre el pueblo, o laicos, y la clase sacerdotal, comúnmente conocidos como el clero, efectivamente llevó al pueblo cristianos de nuevo al sistema de la Ley. Efectivamente, para el siglo quinto el Cristianismo, para todas las intenciones y propósitos, se había convertido en una religión paganizada. Era sin duda alguna la gran ramera del Apocalipsis; la iglesia católica romana.

Ahora veamos otra parte de la historia; el surgimiento del diezmo entre Los pentecostales y evangélicos.

En este tiempo moderno son muy pocas las iglesias católicas que cobran diezmos ¿Por qué?; pues porque ya tienen a las mayorías de las naciones bajo sus pies. Las riquezas que fluyen en el vaticano son enormes, por esto son muy pocas las demás parroquias católicas que cobran diezmos, pues los líderes católicos saben que en tiempos del rey Carlo magno, cuando el catolicismo cobraba diezmos, se hacían grandes alborotos en el pueblo por causa de ese abuso. ¿Quiénes entonces han heredado las normas iglesieras de cobrar diezmos de dinero?; pues los evangélicos y pentecostales; una rama del protestantismo, el cual, (a su vez), salió del catolicismo romano.

Comenzando el siglo 20, se levantó en los Estados Unidos el movimiento Pentecostal, el cual se propagó rápidamente por toda Latinoamérica. Los llamados evangélicos pentecostales tienen en sus doctrinas muchas inclinaciones al legalismo, al emocionalismo y a la religiosidad. Los evangélicos son en estos momentos los mayores promotores del diezmo, el cual predican con exagerada insistencia, incluyendo maldiciones e insultos sobre los cristianos que no diezman y ponen en disciplina y no les permiten predicar o ejercer algún ministerio al cristiano que no diezma. Yo, Alexander Gell, puedo confirmar que todo esto es cierto, pues yo conozco muy bien a los evangélicos pentecostales, ya que desde muy niño yo asistía a sus iglesias. En los pentecostales es donde he visto manifestarse con gran poder el espíritu de los fariseos legalista. Los creyentes que tienen ligaduras con los pentecostales legalistas pierden el reposo que Dios prometió a su pueblo. Los cristianos que se someten a falsas leyes conciliares y a la vez tratan de vivir el pacto de la gracia, son sin duda las criaturas más espiritualmente miserables que he podido conocer, pues  sobre los tales pesa una terrible maldición. Leemos esto en gálatas 5:4;

 "de Cristo os desligasteis, los que por la ley os justificáis; de la gracia habéis caído," (gálatas 5). También dice en Gálatas 1: 9: ¨Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema’’.

Entre algunas practicas supersticiosas usado por los lideres iglesieros del sistema evangélico, encontramos la mentirosa tradición de ir lanzando dinero al altar mientras el predicador va predicando, ya que se les ha enseñado a esos feligreses que si el mensaje ha tocado su corazón, debe inmediatamente ir al altar y poner una ofrenda de dinero, lo cual es totalmente falso, ya que cristo y sus apóstoles jamás enseñaron tal cosa. También la practica de pisotear el dinero puesto en el altar, supuestamente para pasarle la unción del predicador, ya que ellos creen que de ese modo Dios va a traer prosperidad a los ofrendantes.


Es por eso que reconocemos que el actual sistema iglesiero evangélico están bajo el anatema de Dios, ya que sus creencias tiene muchas ligaduras con la gran ramera católica romana; adoran a la santísima trinidad al igual que los católicos; creen en la doctrina babilónica-católica de la inmortalidad del alma y los tormentos eterno del infierno, además de engañar a sus feligreses imponiéndoles por ley un falso diezmo del mismo modo que los papas católicos le cobran indulgencia y misas por los muertos a sus laicos. Y para colmo; en este tiempo la gran mayoría de lideres evangélicos se están uniendo en ecumenismo con el catolicismo romano; la hija regresa al lado de su madre. Es por eso que esa gran ramera descrita en apocalipsis 17 tiene el sobrenombre de BABILONIA LA GRANDE; LA MADRE DE LAS RAMERAS. Sin lugar a dudas, el sistema protestante, evangélico, carismático, pentecostal, bautista, luteranos, presbiterianas, adventista;  mas todos los concilios, denominaciones y grupos cristianos que tienen creencias y doctrinas como las antes mencionados; son hijas de la gran ramera católica romana. A esta lista debe incluirse otras sectas supuestamente cristianas que son iguales de falsas como los mormones y los testigos de jehová.
Esta es la orden de Dios para todos aquellos que están todavía cautivos dentro del sistema iglesiero de la cristiandad apostata: 

’SALID DE EN MEDIO DE ELLOS, PUEBLO MÍO; PARA QUE NO SEÁIS PARTICIPES DE SUS PECADOS NI RECIBÁIS PARTE DE SUS PLAGAS’’ (apocalipsis 18: 4)

AMEN.


Aquí les dejo el vídeo de este capitulo: 





para pasar al siguiente capitulo, pinchar en este link: 11: CONSEJO FINAL: SALID DEL SISTEMA IGLESIERO APOSTATA. por Alexander Gell


SI DESEA DESCARGAR EL LIBRO COMPLETO EN SU COMPUTADOR, SOLO TIENE QUE PINCHAR EN EL SIGUIENTE LINK:DIEZMOS ABOLIDOS; OFRENDAS PARA LOS SANTOS. por Alexander Gell


PARA MAS INFORMACIÓN:

Los invitamos a participar en nuestras congregaciones cibernéticas siguiendo estos link: ‘’
Anti-apostasía: por Alexander Gell’’:     http://www.facebook.com/groups/395559757149557/?fref=ts.


‘’Congregación de la resistencia cristiana contra la apostasía’’: http://www.facebook.com/groups/449403455082400/.

También los invitamos a participar en el foro de estudios y debates bíblicos: ‘’cristianos bíblicos’’:  http://www.gabitogrupos.com/cristianos/general.php.

Para comunicarse con nosotros a través de skipe en la congregación en audio los domingo a las 5 de la tarde (hora de Republica Dominicana) : aquí tiene mi cuenta de skipe:   Alexander.Gell1


Aquí les dejo mi teléfono móvil en la Republica Dominicana: 809-791-3109.

Para escuchar todos nuestros estudios en audio pinchar en este link:http://www.ivoox.com/escuchar-sana-doctrina-cristiana_nq_24059_1.html.

PERMISO DE COPIAR Y DISTRIBUIR GRATUITAMENTE TODOS NUESTROS ESTUDIOS, SIEMPRE Y CUANDO NO LE QUITEN NI LE AÑADAN NADA.

Google+ Followers