viernes, 30 de agosto de 2013

CAPITULO 4: EL DIEZMO MOSAICO: EL PACTO DE LA LEY. por Alexander Gell



Si quiere escuchar o descargar este estudio en formato de audio mp3, solo tiene pinchar en el siguiente link: 



También: Si desea descargar este capitulo en formato de libro pdf, pinchar en este lin: EL DIEZMO SEGUN LA LEY DE MOISES



Cuando el diezmo PREMOSÁICO es eliminado como candidato para apoyar el diezmo iglesiero que se cobra en el medio evangélico, entonces la otra única alternativa bíblica que buscan esos supuestos pastores y apóstoles del moderno sistema evangélico es la ley de moisés.

Por esto; antes de continuar les pido por favor que memoricen estos versos bíblicos; "PORQUE CUALQUIERA QUE GUARDARE TODA LA LEY,  PERO OFENDIERE EN UN PUNTO, SE HACE CULPABLE DE TODOS”. SANTIAGO 2: 10.
Esta es una firme advertencia en el nuevo testamento sobre las consecuencias de mezclar el antiguo y el nuevo pacto.

También dice el apóstol Pablo; Porque todos los que se basan en las obras de la ley Están bajo Maldición, pues Está escrito: Maldito todo aquel que no permanece en todas las cosas escritas en el libro de la Ley para cumplirlas. Desde luego, es evidente que por la ley nadie es justificado delante de Dios, porque el justo Vivirá por la fe. Ahora bien, la ley no se basa en la fe; al contrario, dice que;  el que hace estas cosas Vivirá por ellas. Cristo nos Redimió de la Maldición de la ley al hacerse Maldición por nosotros (porque Está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero).  Gálatas 3: 10-14.

Esto quiere decir que el pacto de la ley es un todo completo, un solo paquete. No se puede tomar una parte de la ley y desechar el resto. Es todo o nada. La ley no es un menú religioso de donde se pueda elegir una cosa y desechar las otras; es por eso que esos pasajes que ya citamos aseguran que quien quiere solo tomar una parte de la ley y desechar el resto cae en maldición. Al principio del evangelio, el apóstol pablo sostuvo una dura guerra en contra de los judaizantes, es decir: cristianos judíos legalistas que intentaban unir la leyes y tradiciones judías con el pacto de la gracia. Observen con atención estas palabras del apóstol pablo registrada en gálatas 5;       ‘’Y otra vez declaro a todo hombre que se circuncida, que Está obligado a cumplir toda la ley.’’,      si aplicamos estas palabras a los modernos diezmadores del sistema evangélico, diría de la siguiente manera;      ‘’Y otra vez declaro a todo hombre que diezma, que Está obligado a cumplir toda la ley.’’

Por ejemplo; quien quiera imponer el diezmo en las iglesias modernas usando el cuento de que el cristiano debe sujetarse a esa parte de la ley de moisés;  tendrá también que cumplir toda la ley . en primer lugar, cumplir toda la ley incluye lo siguiente;  los varones tienen que circuncidarse, los cristianos tendrían que guardar el sábado; so pena de muerte para quien viole el sábado. No pueden comer cerdo, ni embutidos, ni mariscos. Tienen que apedrear a los idolatras;  comenzando por los católicos. Tienen que apedrear a quienes levanten una imagen de santa clos o un árbol navideño en su casa, ya que, según la ley; eso es idolatría. si un hombre muere sin dejar hijos, su hermano tiene que tomar su cuñada viuda por mujer y levantarle descendencia a su hermano muerto. Los que practican la fiesta babilónica levantada por el catolicismo romano llamada navidad se les daría muerte de inmediato, ya que la ley los acusaría de profano . También Cumplir toda la ley incluye: apedrear a su propio hijo, si este es contumaz y rebelde, según Deuteronomio 21:18-21.

Creo que con estos es bastante para que comiences a entender. Los que quieren usar el sistema de diezmo mosaico para financiar sus iglesias y ministerios no están dispuestos a aceptar el resto del paquete de leyes. Lo siento, pero este siempre fué, es, y será un solo paquete,  todo o nada.

La pregunta es; ¿Por qué de en medio de tan basto grupo de leyes solo el diezmo es lo que los predicadores y ministros actuales quieren aplicar e imponerle a la iglesia de Jesucristo?. Es obvio: simplemente porque genera una buena entrada de dinero, y mas cuando esa ley en las iglesias se impone con amenazas de maldición, de ese modo los feligreses supersticiosos y temerosos del supuesto castigo de Dios por no diezmar van y ponen fielmente sus diezmo en el supuesto alfolí iglesiero. Decir que el alfolí bíblico es un granero donde se guardan las provisiones que el pueblo de Israel les donaban a los levitas, pero que el sistema apostata iglesiero ha cambiado por el plato o el cubo donde se recolectan los diezmos de dinero.
Es por esto que cristo nos ha librado de la ley con su sacrificio, ya que la ley y los profetas eran hasta juan. 



Quienes quieran sujetarse a la antigua ley, simplemente están rechazando la gracia de Dios, ya que por las obras de la ley nadie va a ser justificado, tal y como lo dice el apóstol pablo en el siguiente pasaje;  
"sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe en Jesucristo, nosotros también hemos creído en cristo, para ser justificados por la fe de Cristo y no por las obras de la ley, por cuanto por las obras de la ley nadie será justificado", (Gálatas 2:16).
Pero existe algo mucho más asombroso todavía; y es que el diezmo bíblico nunca, nunca, nunca, fue dinero. ¿Verdad que es una gran sorpresa?. Nunca en las páginas de la Biblia encontramos a un israelita diezmando dinero, mucho menos a los cristianos del nuevo testamento.


Veamos ahora cual es el verdadero diezmo bíblico;


Leemos en levítico 27.30 al 32; "todos los diezmos de la tierra, tanto de la semilla de la tierra como del fruto de los árboles, pertenecen a Yahveh. Es cosa sagrada a Yahveh , si alguno quiere rescatar algo de su diezmo , añadirá una quinta parte de su valor , todo diezmo del ganado vacuno o rebaño, de todo lo que se pase bajo la vara , el décimos será consagrado a Yahveh.

Por favor, note algunas cosas importantes aquí. El diezmo era específicamente de la tierra, ya fuera de semillas de la tierra o de los frutos de los árboles y de los animales de los rebaños. Dios no mencionó la pesca, minería, comercio, carpintería, o diversas ocupaciones profesionales, mucho menos el salario de trabajo de su pueblo; y por ninguna parte se esos pasajes del antiguo testamento se menciona a los cristianos. El foco era un décimo de las semillas, de los frutos de la tierra y de los animales; todo eso servía exclusivamente para sostener el sacerdocio levítico..

Note que si alguna persona quería pagar dinero en vez del producto de la tierra tenia que pagar 20% mas de su valor real . Obviamente, dinero no era lo que Dios quería. Además, con respecto a los animales, el décimo que pasara bajo la vara seria diezmado. Un hombre con menos de diez animales no tenía que diezmar, ya que la ley estipulaba que los mas pobres no tenían que diezmar de sus productos. Note también que no se podía redimir a los animales, es decir, dar dinero en vez de animal. Más interesante aún, cuando buscamos en toda la Biblia lo que trata del diezmo de la ley, encontramos que únicamente los propietarios de la tierra y de los animales tenían que diezmar. ¡Sus sirvientes, trabajadores, y esclavos, que trabajaban esa tierra no diezmaban pues el producto no les pertenecía a ellos!. Cristo no podía ser diezmador porque era carpintero, y sus apóstoles tampoco podían diezmar porque eran pescadores; tampoco cristo no  podían recibir diezmo porque no era levita, en realidad cristo era judío.

Hermanos cristianos, ponga un pollo muerto en el plato de los diezmo el próximo domingo en su iglesia y vea si su pastor esta interesado en que se cumpla la ley o si está mas interesado en su dinero. O, en vez de entregarles a esos pastores iglesiero dinero, usted pone en el altar de la iglesia un saco de víveres, plátanos y cocos, ya que haciendo esto en verdad esta cumpliendo con el diezmo levítico; siempre y cuando usted sea un prospero agricultor.  La reacción del pastor debe decirle algo.



Podemos añadir otro texto al tema. En Deuteronomio 14:22-29 dice; "Indefectiblemente diezmarás cada año." Este texto es claro y solemne, dice: cada año. ¡No cada semana, ni  cada mes, sinó, sólo una vez al año, y el otro diezmo, que se describe en Deuteronomio 14 se entregaba cada 3 años!. Las iglesias evangélicas y legalistas que sostienen la práctica del diezmo, no  están de acuerdo con lo que dice aquí, pues  ellos piden diezmo a sus feligreses cada vez que estos cobran su sueldo, ya sea semanal, quincenal  o mensual, lo cual demuestra sin ninguna duda que esa imposición del diezmo iglesiero que hacen los falsos pastores y falsos apóstoles del medio evangélico es simplemente una perversión y manipulación para despojar a los ingenuos cristianos de su dinero y de sus bienes para, de ese modo, poder sostener un sistema iglesiero que no tiene absolutamente nada que ver con la iglesia que cristo fundó a través de sus apóstoles en el siglo 1, ya que los verdaderos apóstoles de cristo jamás le impusieron o le cobraron diezmos de dinero a los cristianos supuestamente para sostener la obra del evangelio, como falsamente aseguran los pastores iglesieros moderno. Estos falsos pastores que aplican la ley, simplemente son unos embusteros vividores que rechazan el sacrificio de cristo, tal y como lo dice el apóstol pablo; "No desecho la gracia de Dios; pues si por la ley fuese la justicia, Entonces por demás murió Cristo."(Gálatas 2:21).
La falsa doctrina iglesiera ignora todos los otros diezmos que se describe en la ley de moisés y se enfoca en una interpretación errónea del primer diezmo religioso. El primer diezmo religioso, llamado el “diezmo levítico” tenía dos partes; el primer diezmo entero se entregaba a los levitas quienes eran solamente los siervos de los sacerdotes, (Números  18:21-24). Los levitas a su vez, daban una décima parte de todo el diezmo a los sacerdotes, (Números 18:25-28).

 De acuerdo a Deuteronomio 12 y 14, el segundo diezmo religioso, llamado el “diezmo de la fiesta,” era consumido por los adoradores en las calles de Jerusalén durante los tres festivales anuales (Deuteronomio 12:1-19); es decir; todo israelita podía tomar de ese diezmo y usarlo en las fiestas y consumirlo junto con sus familiares.  Y de acuerdo a Deuteronomio 14 y 26, un tercer diezmo, llamado el “diezmo para los pobres”, se guardaba en los hogares cada tercer año para alimentar a los pobres, para sostener a los huérfanos, las viudas y los extranjeros (Deuteronomio 14). A lo cual preguntamos: ¿cuando en las iglesias evangélicas se ha recolectado diezmo para ayudar y darle de comer a los pobres?. ¿Cuándo en las megas iglesias evangélicas se ha recolectado algún diezmo para sostener a los huérfanos, las viudas y los extranjeros?.

Según la ley; El israelita tenia todo el derecho de tomar del diezmo, y según dice Deuteronomio 14:26,  podía comprar incluso vino y sidra para disfrutar de las fiestas anuales. Yo pregunto: ¿se les permite esto a los  creyentes de las iglesias evangélicas? Aquellos pastores o apóstoles DEL MINISTERIO DE LA AVARICIA que aplican la ley del diezmo deberían también  permitir que sus ovejas coman del diezmo y que también de ese mismo diezmo tomen vino y sidra y se alegren con su familia.



En este punto hago un paréntesis para dar un testimonio personal; Yo mismo, ALEXANDER GELL, puedo testificar que era un fanático diezmador, a tal punto extremo de poner a mi mujer y a mis hijos a pasar hambre cuando en el hogar se terminaba el sustento y no tenia dinero, y solamente tenía el dinero del diezmo. Yo guardaba con tanto celo el dinero del diezmo, que prefería ver a mi mujer y a mis hijos pasar hambre antes que tomar parte del diezmo para comprar comida y sustentarlos. En parte lo hacia porque me habían lavado el cerebro cuando escuchaba en medio de predicaciones, que repetían que gastar el diezmo era falta de fe, y que por encima de eso era robarle a Dios. Viendo a mi esposa y a mis hijos con hambre, yo entregaba orgullosamente el diezmo, y esperaba un supuesto milagro de Dios, pues me decían que al fiel diezmador, Dios lo bendecía y ‘’les habría las ventanas de los cielos, y derramaba sobre ellos bendiciones hasta que sobren y abunden’’. Pero eso no sucedía. El milagro no llegaba, simplemente porque ahora entiendo que Dios  no bendice esa actitud legalista, fanática  y religiosa que dominaba mi mente: YA QUE DIOS NUNCA VA A APOYAR Y BENDECIR ALGO QUE EL NUNCA HA ESTABLECIDO PARA SU IGLESIA. Y ese falso diezmo iglesiero del 10% del sueldo del creyente, Dios nunca lo estableció para su iglesia, y, por tanto, El no puede bendecirlo, porque la Biblia afirma que es imposible que Dios mienta, y si Dios bendice ese falso diezmo iglesiero que se exige de manera obligatoria del sueldo del creyente; seria entonces un mentiroso; PERO LA REALIDAD ES QUE LOS VERDADEROS MENTIROSOS SON TODA ESA CAMADA DE FALSOS PROFETAS, FALSOS PASTORES Y FALSOS APÓSTOLES QUE MANIPULAN LAS ESCRITURAS PARA DESPOJAR DE SUS BIENES A LOS INGENUOS CRISTIANOS. Son pastores avarientos, lobos rapaces, cuyo dios es su propio vientre y usan la herramienta de las mentiras y los engaños para despojar a los ingenuos cristianos de sus bienes. 



Otra parte muy interesante de esta ley del diezmo de Deuteronomio 14, está en los versos 27 al 29. El diezmador israelita debía tomar también de ese diezmo y dar al levita, al  huérfano, al  extranjero y a la viuda. La pregunta que debemos hacernos es; ¿se usa el diezmo actualmente para sostener a los necesitados de las congregaciones? En las megas iglesias modernas donde se recaudan millones de dólares cobrando un falso diezmo, ¿acaso suplen las necesidades de los huérfanos, el  extranjero  y las viudas?.

Yo pregunto; ¿acaso esos ministerios millonarios de la actualidad prestan y regalan a los fieles de sus congregaciones todo lo que necesitan cuando están pasando por momentos difíciles?. Esos mismos pastores y falsos ministros son precisamente los que hablan en sus maratones televisivos y radiales, diciendo que la escasez es una maldición, y que, para escapar de esa maldición, son  los creyentes pobres los que tienen que esforzarse por pactar con Dios, entregándoles a ellos, como acto de fe, sus  pocos dineros a esos ladrones vestidos de ministros, pues, ellos les aseguran a los pobres creyentes que el dinero es como una semilla, que si el creyente la siembra en sus ministerios, entonces  Dios los bendecirá y los hará prosperar. Vean y escuchen ustedes mismos algunas de esas estrategias diabólicas que usan esos falsos ministros para despojar de sus bienes a los incautos cristianos que se dejan engañar por ellos.



Pero esto no es todo. Con tal de despojar a los cristianos hasta los huesos, estos lobos rapaces vestidos de ministros de Jesucristo, llegan al colmo al endeudar a los creyentes ignorante, convenciéndolos de que hagan un supuesto pacto de  promesa. Esto quiere decir, que  el creyente llama por teléfono a esos ministerios cuando están en sus maratones, o podemos también llamarlo "estafatones," y promete enviar una ofrenda, cuando logre conseguir el dinero. Los falsos ministros toman los datos de ese creyente y de esa manera ese creyente queda ‘’comprometido a pagar esa ofrenda o deuda’’. Conozco de casos, donde los lobos rapaces que trabajan en la cueva de ladrones radio visión cristiana han llamado por teléfono a las personas que han hecho promesas de enviarle alguna ofrenda; recordándoles, o mejor dicho; cobrándoles, que  tiene una deuda de supuesto pacto con Dios, y que tiene que cumplirlo, sinó, nunca podrá escapar de la miseria.
Según la ley de moisés; ¡Los pobres no tenían obligación alguna de diezmar!. Ni tampoco se diezmaba de los resultados de la mano de obra del trabajador, artesano, o por habilidad alguna. Solamente los agricultores y ganaderos recogían el diezmo de lo que Dios producía en aumento. Jesús era un carpintero; Pablo era un fabricante de tiendas y Pedro era un pescador; ninguna de estas labores los calificaba para diezmar porque no cosechaban de la tierra ni cuidaban del ganado para subsistir. Además de que el diezmo bíblico jamás fue de dinero, sinó que era de producto del campo.




Según la ley dada a Moisés, en el séptimo año, nada podía ser plantado, no había cosecha y se pregonaba descanso sobre la tierra. Los frutos de aquel año no se usaban como diezmo que se entregaba a los sacerdotes, sinó que se usaba para sustentar a las familias pobres, a los siervos, esclavos, extranjeros, huérfanos, viudas y animales. Les pregunto: ¿acaso los pastores y apóstoles legalistas que predican el diezmo iglesiero, dan a sus congregaciones un descanso de un año cada 7 años, para usar el diezmo de todo ese año para sustentar a los necesitados y pobres de las congregaciones?. Todavía no he hallado ni uno. Por esto es que afirmo que la enseñanza sobre el diezmo iglesiero, del salario o sueldo del cristiano, no pudieron extraerlo de las paginas de la Biblia, y mucho menos de la ley de moisés.

Si nosotros los cristianos pretendemos  re-instituirnos  las leyes mosaicos, tratando de sacar dinero del pueblo de Dios,  yo pregunto; ¿Por qué no re-instituirlas todas?. Por supuesto que seria ridículo. Tendríamos que empezar a matar a los idolatras; comenzando por los católicos, sacrificar animales y a matar a los hijos rebeldes. ¡Recuerde, el que quebranta la  ley de moisés en un punto, se hace culpable de haberla quebrantado todas!. La ley ordena que la congregación mate a pedradas a los mentirosos falsos profetas, por lo tanto; Si un pastor, apóstol o ungido pronuncia una profecía en la iglesia y esta profecía no se cumple, el pueblo debe matar al que hiso la profecía, esto es lo que dice la ley en Deuteronomio 18:20. A lo cual preguntamos;  ¿Cuántos muertos habría en las iglesias evangélicas cobradoras de diezmos si hoy en día  esta ley aún estuviera vigente?. En el medio evangélico pentecostal de hoy siempre aparecen algunos con ínfulas de profetas y tienen en la punta de la lengua las palabras; Dios me dijo,  y viven lanzando profecías a diestra y siniestra. Si estos evangélicos pentecostales hubiesen vivido en los tiempos cuando se aplicaba la ley de Moisés ninguno hubiera quedado con vida. 




Según la ley, solamente los levitas podían recibir los diezmos. Jesucristo mismo no podía recibir el diezmo porque era de la tribu de Judá. Recuerde, la ley mosaico es un conjunto que debe cumplirse todo, no puede fragmentarse. Los levitas ya no están y por tanto ni siquiera los verdaderos israelitas de estos  tiempos, que saben de la ley más que los pastores y ministros de las iglesias, no pueden diezmar, ya que el sacerdocio levítico junto con el templo fue destruido por los romanos en el año 70 de nuestra era.
APLICACIÓN AL PRESENTE.

Hoy día, decenas de miles de líderes religiosos exigen diezmos, muchos a voz en cuello, con exhortaciones emotivas, amonestaciones ingeniosas y aun amenazas fulminantes. ¿Acaso los piden cada tres años? ¿Estarían conformes con recibirlos cada tercer año?. ¡De modo alguno!. Diezmos suele ser uno de sus temas favoritos, y acostumbran pedirlos en casi todo culto, volviendo sobre el tema una y otra vez con tenaz persistencia. ¿Comparte tal líder religioso los diezmos con los demás miembros de su congregación?. ¿También con el extranjero, el huérfano y la viuda?. ¿O los utiliza exclusivamente para su propio beneficio?.
Consabido es que no pocos pastores se enriquecen mediante los muchos diezmos de dinero que reciben. Habitan casas grandes. Visten ropa costosa. Andan en coches lujosos. Viajan de primera clase. Se alojan en hoteles de lujo. Tienen mucho dinero en el banco. Viven como príncipes. Como el Papa de Roma.
Todo a expensas del crédulo pueblo creyente que, desgraciadamente, desconoce la verdad sobre la doctrina de diezmos. Ya es hora para un gran despertar en este pueblo explotado. Abrir los ojos a realidades, y fijarse en los que causan divisiones y tropiezos en contra de la doctrina por ser personas que no sirven a nuestro Señor Jesucristo, sino a sus propios vientres, y con suaves palabras y lisonjas engañan los corazones de los ingenuos.




Tristemente, gran número de creyentes de hoy día adula a mi pastor, a mi pastorcito, diciendo que ‘’nadie puede estar en contra de esos ungidos de jehová’’; sometiéndose ciegamente a su voluntad, tolerando de buena gana a los necios, tal y como lo dice el apóstol pablo;  ‘’Pues toleráis si alguno os esclaviza, si alguno os devora, si alguno toma lo vuestro, si alguno se enaltece, si alguno os da de bofetadas’’, a manera de algunos miembros de la iglesia en Corinto; Para vergüenza suya. (2 Corintios 11:18-20). 

Es muy importante notar también, que la ley mosaico fue un sistema solo para Israel. El sistema no requería que roma, Grecia, babilonia o el indio americano, diezmaran.

El diezmo era una de las muchas ordenanzas que establecían una marcada distinción entre hebreos y gentiles y que, por necesidad, debían ser abolidas si la iglesia iba a estar unida en un organismo espiritual. Los diezmos eran alimento sólo para ser recibido de propietarios de tierras y criadores de ganado dentro de la sagrada tierra de Israel.

¡Bajo las ordenanzas, los gentiles no eran aptos para ser diezmadores! Bajo el pacto antiguo, los gentiles no podrían jamás ser considerados como pueblo de Dios; no podían heredar la tierra de Dios y, por eso, no tenían tierra santa de la cual entregar diezmos. Hasta los gentiles que habían sido circuncidados como prosélitos eran considerados siempre a la puerta, más bien que judíos de pleno derecho. Un diezmo de un prosélito no podía entrar al templo. Un sacerdote Levita no debía jamás aceptar un supuesto "diezmo" de una persona que no era judía ni de alguien que procedía de un territorio considerado como contaminado y pagano. En consecuencia, el diezmo debía estar incluido entre las ordenanzas que eran paredes entre judíos y gentiles.

Efesios 2:15 dice que Cristo abolió las ordenanzas. Colosenses 2:14 dice que él anuló o quitó las ordenanzas. Puesto que el diezmo era la ordenanza fundamental que hacía posible las operaciones prácticas diarias del servicio del santuario y sus fiestas, debe ser incluido en la parte de la vida religiosa de Israel a la que Cristo le puso fin. Este es un principio lógico de interpretación. Ya sea que uno entienda que las ordenanzas abolidas incluyen toda la ley mosaico o sólo una parte de ella, la abolición de la parte ceremonial o cúltica de ella hace difícil de explicar el diezmo de dinero que con tanto afán cobran los modernos pastores del sistema evangélico.

En realidad; el nuevo testamento, sobre todo en primera y segunda a los corintios y los ejemplos que encontramos en hechos de los apóstoles, solo se enseña a los verdaderos cristianos a ofrendar con entera libertad, de acuerdo a como haya prosperado, no por imposición de ningún concilio o pastor, ya que Dios ama al dador alegre; y esas ofrendas voluntarias no eran para mantener un templo de piedras ni para sostener a un grupo eclesiástico, todo lo contrario; se usaba solo para suplir las necesidades de los santos (los cristianos) que estén pasando por momentos de necesidad, como demostraremos mas adelante.
Finalmente, dondequiera que el diezmo se encuentra en la palabra de Dios, por lo general está rodeado por otras ordenanzas religiosas que casi todos los cristianos entienden en seguida que fueron clavadas a la cruz y no son aplicables en el nuevo pacto. PERO LO MAS PARADÓJICO ES QUE EN LAS ESCRITURAS NO EXISTE EL DIEZMO EN DINERO; ESO DEMUESTRA LA CRASA FALSIFICACIÓN QUE HACEN LOS FALSOS APÓSTOLES QUE PERTENECEN AL S.I.A.: SISTEMA IGLESIERO APOSTATA.


A todos esos falsos pastores, falsos apóstoles, falsos ungidos y falsos profetas que gobiernan en el sistema evangélico moderno y aplican la falsa ley del diezmo iglesiero les dedico estas palabras del apóstol pablo: 

‘’Vosotros que pretendéis ser justificados en la ley, ¡habéis quedado desligados de Cristo y de la gracia habéis Caído!. Gálatas 5: 4.

Y a ti, creyente en Jesucristo, debes entender que el verdadero cristiano ya no esta sujeto a la ley, ya que cristo nos ha librado de la maldición de la ley, tal y como lo asegura el apóstol pablo en este impresionante pasaje;

‘’Porque mediante la ley he muerto a la ley, a fin de vivir para Dios. Con Cristo he sido juntamente crucificado; y ya no vivo yo, sino que Cristo vive en Mí. Lo que ahora vivo en la carne, lo vivo por la fe en el Hijo de Dios, quien me Amó y se Entregó a Sí mismo por Mí. No desecho la gracia de Dios; porque si la justicia fuese por medio de la ley, entonces por Demás Murió Cristo. ‘’ gálatas 2: 19-21.

‘’Vosotros fuisteis llamados a la libertad, hermanos; solamente que no uséis la libertad como pretexto para la carnalidad. Más bien, Servíos los unos a los otros por medio del amor, porque toda la ley se ha resumido en un solo precepto: Amarás a tu Prójimo como a ti mismo.’’ Gálatas 5: 13-14.


‘’Pero si sois guiados por el Espíritu, no Estáis bajo la ley’’. Gálatas 5: 18.




AMEN.



aquí tienen el vídeo de este capitulo: 




PARA PASAR AL SIGUIENTE CAPITULO, PINCHAR EN ESTE LINK: EL DIEZMO SEGÚN EL LIBRO DE MALAQUIAS


SI DESEA DESCARGAR EL LIBRO COMPLETO EN SU COMPUTADOR, SOLO TIENE QUE PINCHAR EN EL SIGUIENTE LINK:DIEZMOS ABOLIDOS; OFRENDAS PARA LOS SANTOS. por Alexander Gell

PARA MAS INFORMACIÓN:

 Los invitamos a participar en nuestras congregaciones cibernéticas siguiendo estos link: ‘’
Anti-apostasía: por Alexander Gell’’:     http://www.facebook.com/groups/395559757149557/?fref=ts.

‘’Congregación de la resistencia cristiana contra la apostasía’’: http://www.facebook.com/groups/449403455082400/.

También los invitamos a participar en el foro de estudios y debates bíblicos: ‘’cristianos bíblicos’’:  http://www.gabitogrupos.com/cristianos/general.php.

Para comunicarse con nosotros a través de skipe: Alexander Gell, también nuestra congregación en skipe: ‘’Congregación Bíblica’’.



Aquí les dejo mi teléfono móvil en la Republica Dominicana: 809-791-3109.

Para escuchar todos nuestros estudios en audio pinchar en este link:http://www.ivoox.com/escuchar-sana-doctrina-cristiana_nq_24059_1.html.


PERMISO DE COPIAR Y DISTRIBUIR GRATUITAMENTE TODOS NUESTROS ESTUDIOS, SIEMPRE Y CUANDO NO LE QUITEN NI LE AÑADAN NADA.



Google+ Followers