lunes, 25 de noviembre de 2013

¿ ES BLASFEMIA CONTRA EL ESPÍRITU SANTO NEGAR LA SUPUESTA ‘’TERCERA PERSONA DEL DIOS TRINO¨?. Por Alexander Gell

(si desea descargar en su computador este estudio en formato de libro pdf, pinchar en este link: LA BLASFEMIA CONTRA EL ESPIRITU)

(también: si desean escuchar o descargar este estudio en formato de audio mp3, pinchar en este link: BLASFEMIA CONTRA EL ESPIRITU)


Son muchas las personas estudiosas de la biblia y de la historia de la iglesia que han publicado estudios que demuestran que el dogma católico de ‘’la santísima trinidad¨ es una doctrina antibíblica introducida en el cristianismo a través de la gran ramera, (catolicismo romano), desde el siglo cuarto; y he notado como los defensores de ese dogma católico retuercen las escrituras para poder apoyar su credo trinitario. Yo mismo he hecho un libro investigativos que cuenta con total bases bíblicas e históricas que demuestran que el dogma católicos de ¨la santísima trinidad¨ es una perversión que el catolicismo extrajo de las creencias babilónicas y las doctrinas platónicas, dicho libro lleva por título; ¨LA UNIÓN BABILÓNICA DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD CON EL SURGIMIENTO DEL CATOLICISMO APOSTATA ROMANO¨. Ese libro lo pueden obtener gratuitamente solicitándolo en las paginas de internet que ponemos al final de este estudio. También al final de este estudio vamos a añadir un breve comentarios donde vamos a demostrar que el espíritu santo no es ninguna ¨tercera persona de un dios trino¨.



EL FALSO DIOS TRINO ADORADO POR LA CRISTIANDAD APOSTATA.


Por ejemplo: esta más que demostrado que el espíritu santo es simplemente ‘’el poder del altísimo¨. En cierta ocasión cristo dijo a sus discípulos que se quedaran en Jerusalén, hasta que fueran revestidos DEL PODER DE LO ALTO,(Lucas 24:49). ¿Cuál era ese PODER de lo alto?, pues era el ESPÍRITU SANTO, ellos recibieron el PODER el día de Pentecostés cuando fueron llenos del ESPÍRITU SANTO, (Hechos 1:8, hechos 2).  Por consiguiente, el propio Jesús enseñó que el espíritu santo no es una tercera persona divina, sino el PODER O ENERGÍA DE DIOS: incluso Simón el mago quería comprarle ese poder a los apóstoles dándoles dinero por lo cual fue reprendido por el apóstol pedro.

Pero los trinitarios insisten en afirmar que el espíritu santo es ‘’la tercera persona de la santísima trinidad.’’ Ellos afirman que el que niega que el espíritu santo es la tercera persona del dios trino ‘’esta blasfemando contra el espíritu santo¨; también dicen que aquel que niegue ‘’la tercera persona de la trinidad¨ incurre en ‘’el pecado imperdonable¨; o simplemente dicen que ‘’quien no cree en la tercera persona divina no cree en el espíritu santo¨. Ellos sacan estas conclusiones supuestamente basándose en los pasajes bíblicos registrados  Marcos 3:22-30 y en Mateo 12:22-32 donde Cristo les dice a los fariseos y maestros de la ley en que consiste blasfemar contra el espíritu santo.

Vamos a demostrar que el ‘’pecado imperdonable¨ no tiene nada que ver con negar ‘’la tercera persona del dios trino¨; mucho menos es una supuesta blasfemia contra el espíritu santo negar que este sea un dios como el padre y el hijo.

Por tanto vamos a analizar sistemáticamente los pasajes de mateo y marcos para ver en que consiste en realidad ‘’la blasfemia contra el espíritu santo¨ y ‘’el pecado imperdonable¨ del que habló Jesús.
Según las narraciones de marcos y mateo Jesús se encontraba en cierto lugar sanando a la multitud: no había enfermedad que pudiera resistirse al poder que actuaba a través del señor. Era tanto el trabajo quese aglomeró tanta gente que ni siquiera podían comer él y sus discípulos¨, (marcos 3: 20). En ese momento ‘’le llevaron un endemoniado que estaba ciego y mudo, y Jesús lo sanó, de modo que pudo ver y hablar. Toda la gente se quedó asombrada y decía: «¿No será éste el Hijo de David?»(Mateo 12: 22-23).  Los maestros de la ley que habían llegado de Jerusalén decían: « ¡Está poseído por Beelzebú! Expulsa a los demonios por medio del príncipe de los demonios.» (Marcos 3: 22.) Eso que decían los maestros de la ley era una gran mentira y una calumnia producto del celo que les producía ver que la gente siguiera a Cristo y que este era respaldado por Dios a través de milagros y prodigios. En el relato de mateo se especifica que fueron también los fariseos quienes acusaban a Cristo de estar poseído por demonios; Leámoslo: ‘’  Pero al oírlo los fariseos, dijeron: «Éste no expulsa a los demonios sino por medio de Beelzebú, príncipe de los demonios.» (Mateo 12: 24.)

Esta era la acusación de aquellos fariseos y maestros de la ley: ellos afirmaban que Jesús estaba ‘’poseído por espíritus inmundos y que expulsaba a los demonios a través del poder de Belcebú¨.
Nosotros sabemos que el poder que actuaba a través de Cristo era el poder del espíritu santo (poder del altísimo) que Jesús había recibido cuando Dios lo ungió en el bautismo, vamos a leerlo:

"Aconteció que cuando todo el pueblo se bautizaba, también Jesús fue bautizado; y orando, el cielo se abrió, y descendió el Espíritu Santo sobre él en forma corporal, como paloma, y vino una voz del cielo que decía: Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia." Lucas 3:21,22

¿y para que lo ungió? Pues para que Jesús actuara en representación del padre celestial con gran poder espiritual. Esto es lo que asegura el apóstol Pedro, leámoslo;

‘’ cómo Dios ungió con el espíritu santo a Jesús de Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él.’’ Hechos 10: 38.

Esto demuestra que Dios había ungido a Cristo con su espíritu para que Cristo hiciera el bien, sanara a todos los oprimidos por el diablo y para demostrar que estaba con él. A esa obra de Dios a través de Cristo era lo que los fariseos y maestros de la ley llamaban falsamente ‘’el poder de Beelzebú, príncipe de los demonios.’’ Beelzebú, el príncipe de los demonios es el mismo Satanás, en pocas palabras; ellos estaban diciendo que el poder que actuaba a través de Cristo provenía de Satanás; eso significa que le estaban diciendo Satanás al Dios padre; ya que el poder que actuaba a través de Cristo provenía del Dios padre; ¡! En eso consiste la gran blasfemia imperdonable!!.

Noten que los fariseos y maestros de la ley jamás mencionaron a ¨la tercera persona del dios trino¨, lo que en realidad estaban diciendo era que cristo era una especie de brujo que obtenía su poder a través del Diablo, cuando en realidad el poder que actuaba a través de cristo provenía del padre celestial.
Es por eso que Cristo enfrenta a esos fariseos y les dice;

«¿Cómo puede Satanás expulsar a Satanás?. Si un reino está dividido contra sí mismo, ese reino no puede mantenerse en pie.’’ Marcos 3: 23-24.

Jesús le estaba dando a entender que las acusaciones que ellos le lanzaban eran totalmente ridículas, ya que si Jesús echaba fuera los demonios por el poder del mismo Satanás, era tan estúpido como decir que Satanás estaba en contra de su mismo reino y de sus propios demonios. Luego Jesús les explica que el poder que actuaba a través de él era ‘’el espíritu de Dios¨, esto quiere decir que el dueño de ese poder no era Cristo; en realidad era el padre celestial, al cual los fariseos llamaban Beelzebú; Leámoslo:

‘’En cambio, si expulso a los demonios por medio del Espíritu de Dios, eso significa que el reino de Dios ha llegado a ustedes.’’

Estas palabras de Cristo son claras; el espíritu santo es propiedad de Dios; por lo tanto no es ninguna tercera persona divina; sino que es el poder que Dios usa  para mostrar su gracia y su apoyo en el ministerio de cristo. Es por eso que el señor Jesús condena duramente esa gran mentira con que le acusaban los fariseos y maestros de la ley, es decir; que el poder que actuaba a través de Cristo pertenecía a Satanás, cuando en realidad pertenece al Dios padre. Es por eso que Cristo les dice;

 ‘’Por eso les digo que a todos se les podrá perdonar todo pecado y toda blasfemia, pero la blasfemia contra el Espíritu no se le perdonará a nadie. A cualquiera que pronuncie alguna palabra contra el Hijo del hombre se le perdonará, pero el que hable contra el Espíritu Santo no tendrá perdón ni en este mundo ni en el venidero.’’ (Mateo 12: 31-32).

Esta condena viene por causa de decir que Jesús estaba poseído y actuaba por el espíritu o poder de Satanás, cuando en realidad era el poder de Dios. Esto es lo que dice marcos en este pasaje;
‘’ Es que ellos habían dicho: «Tiene un espíritu maligno.»(Marcos 3: 30.)
La blasfemia tiene que ver con alguien acusando a Jesucristo de estar poseído por demonios y por el poder de Satanás, (Beelzebú), en lugar de estar lleno del Espíritu de Dios. Por lo tanto, como dijimos anteriormente, la blasfemia consiste el llamar satanás al Dios padre, ya que el espíritu santo pertenece al Dios padre y no al diablo, y quien diga que ese poder o espíritu proviene de satanás, le esta diciendo satanás al Dios padre.

Como podemos ver;  en estos relatos bíblicos que acabamos de estudiar no se dice por ninguna parte que aquel que niegue que el espíritu santo sea ‘’la tercera persona de la santísima trinidad¨ esta blasfemando en contra del espíritu santo; eso es una gran mentira de los trinitarios. Tampoco se dice que aquel que no cree en ‘’la tercera persona del dios trino¨ incurre en el pecado imperdonable; eso es otra patraña mentirosa de los apoyadores del dogma trinitario católico.

Hay otras maneras de blasfemar contra el Espíritu Santo, pero esta fue “la blasfemia imperdonable¨. Como resultado, la blasfemia contra el Espíritu Santo, según las acusaciones de esos fariseos y maestros de la ley, no puede ser duplicada hoy en día. Jesucristo no está en la tierra ahora, sino sentado a la diestra de Dios, por lo tanto; no pueden haber en este tiempo fariseos y maestros de la ley que acusen a Jesús diciendo que actuaba bajo el poder de Belcebú. Pero existe hoy en dia otros modos de blasfemar en contra del espíritu de Dios, es decir; en contra de Dios mismo. Por ejemplo, encontramos una gran blasfemia cuando los modernos evangélicos pentecostales aseguran que el mover espiritual que ocurre en sus iglesias es producto del espíritu santo. Vemos que en esas iglesias ocurren desordenes tremendos. La gente comienza a caer al suelo, a revocarse, a dar vueltas como trompos pisoteándose unos a otros, también caen unos sobre otros, al mismo tiempo que empiezan a hablar jerigonzas repetitivas, lo que ellos confunden con el don de lenguas. Pero en realidad son lenguas falsas producto de la apostasía religiosa y la mala enseñanza de esos concilios, ya que el verdadero don de lenguas consiste en hablar diferentes idiomas extranjeros de forma milagrosa, tal y como se lee en el libro de hechos capítulo 2, donde los primeros cristianos del siglo 1 fueron revestidos del espíritu de dios y empezaron a hablar diferentes idiomas, predicándoles el evangelio a personas extranjeras de diferentes países; ese dia esos cristianos hablaron unos 17 dialectos distintos de manera milagrosa. Por lo tanto, decir que las jerigonzas estúpidas y repetitivas que hablan los modernos evangélicos en sus cultos es el don de lenguas producido por el espíritu de Dios es una blasfemia, una falsificación diabólica de los dones de Dios. también decir que todo ese desorden que se produce en esas iglesias con lo que ellos llaman risa santa y borrachera espiritual, donde todos parecen locos, también constituye una blasfemia en contra del espíritu de Dios.

También darle al espíritu de Dios una personalidad que no tiene constituye una blasfemia, ya que es un engaño decir que el espíritu santo sea la tercera persona del dios trino, cuando en las sagradas escrituras ni cristo, ni los apóstoles ni los profetas enseñaron tal cosa; todo esto quiere decir que los verdadero blasfemos en contra del espíritu de Dios son precisamente esos trinitarios mentirosos, sean católicos, evangélicos o mormón.

En realidad la supuesta condena sobre aquellos que renieguen del dogma de ‘’la santísima trinidad¨ no se encuentra en la biblia, sinó en el credo católico de Atanasio, redactado por los teólogos de la gran ramera cerca del siglo quinto. Vamos a leer algunas partes de ese credo católico y usted mismo, estimado lector y oyente, se va a dar cuenta del gran fraude creado por el catolicismo romano para que los cristianos, que todavía ignoran la verdad, se sometan a su dogma trinitario, ya que las palabras y formulas de ese credo no se encuentran en las sagradas escrituras; Leámos, pues, unos párrafos de ese credo antibíblico;

‘’Todo el que quiere ser salvo, antes que todo es necesario que tenga la verdadera fe católica. Y si alguno no la guardare íntegra e inviolada, es indudable que perecerá eternamente. Y la verdadera fe católica es esta, que veneremos a un solo Dios en la Trinidad, y la Trinidad en la unidad; no confundiendo las personas, ni dividiendo la substancia. Una es la persona del Padre, otra la del Hijo, otra la del Espíritu Santo. Pero una sola es la divinidad del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; igual es la gloria, y coeterna la majestad. Cual el Padre, tal el Hijo, tal el Espíritu Santo. Increado el Padre, increado el Hijo, increado el Espíritu Santo. El Padre es inmenso, el Hijo es inmenso, el Espíritu Santo es inmenso. El Padre es eterno, el Hijo es eterno, el Espíritu Santo es eterno. Sin embargo, no son tres eternos, sino un Eterno. Como tampoco son tres increados, ni tres inmensos, sino un Increado y un Inmenso.’’

Luego de formulas repetitivas ese credo termina diciendo lo siguiente;

‘’Esta es la verdadera fe católica; que si alguno no la creyere firme y fielmente no podrá ser salvo’’.

Ahí lo tiene bien claro; aquellos que se inventaron la teoría de condenar a los que no creen en la trinidad son solamente los apoyadores del dogma católico de Atanasio editado por los ‘’teólogos¨ de la gran ramera. Noten también que esas formulas que contiene el credo de Atanasio no se encuentra por ninguna parte de las sagradas escrituras. La historia demuestra como en la edad media, cuando la iglesia católica y sus papas estaban en su máximo apogeo, se decreto la adoración obligatoria a la santísima trinidad, so pena de muerte para quieres no cumplieran dicha orden. Cabe decir que fueron muchas las personas que murieron quemadas vivas en la hoguera acusadas de herejes, simplemente por negarse a adorar a ese dios falso, ya que la santísima trinidad es un dios falso extraído de las creencias babilónicas y platónicas, e insertado en la cristiandad apostata a través de la gran ramera católica desde el siglo cuarto.
El verdadero cristiano no necesita creer en el dios trino para ser salvo; esto lo demuestra el propio Cristo en este impresionante pasaje:

''Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado. ’’

Debemos preguntarnos ¿donde esta la tercera persona de la trinidad en este pasaje? ¿Se dan cuenta que Jesús nunca dijo que para ser salvos necesitamos creer en el dios trino o en la tercera persona de la trinidad? ¿O es que los ‘’teólogos¨ de la cristiandad apostata pretenden ser más sabios que Jesús? Jesús mismo esta diciendo en ese pasaje que lo único que necesitamos saber para alcanzar la vida eterna es que Dios el padre es ‘’el único Dios verdadero y que Jesucristo es su enviado’’, nada más. El que quiera añadirle a esto diciendo que para ser salvos necesitamos creer en la trinidad simplemente está llamando mentiroso a Jesús. También; el trinitario que diga que Cristo enseñó la trinidad como la doctrina fundamental para la iglesia, pues está mintiendo, ya que este versículo demuestra de manera irrefutable que en la doctrina de Cristo no existe ni la remota idea de enseñar a un dios trino.

A continuación, inserto en este estudio un extracto del prologo del libro titulado; LA UNIÓN BABILÓNICA DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD CON EL SURGIMIENTO DEL CATOLICISMO APOSTATA ROMANO;

Vamos a demostrar que en realidad la verdadera doctrina fundamental que debe regir a todos los cristianos es la creencia en;  ‘’EL PADRE Y EL HIJO¨; dos personas divinas totalmente literales; siendo el padre mayor que el hijo. Esa es la creencia fundamental enseñada en las escrituras, leámoslo:

 ‘’Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al PADRE Y EL HIJO. Si alguno viene a vosotros, Y NO TRAE ESTA DOCTRINA, no lo recibáis en casa, ni le digáis: !Bienvenido! porque el que le dice bienvenido participa en sus malas obras.¨(2 Juan 9-10). 

El padre celestial es el Dios supremo, mientras que su hijo es el Dios unigénito, el cual recibió la existencia como primer hijo de Dios antes de la creación de todas las cosas. Cristo había sido preexistente antes de convertirse en hombre, es decir;  había existido junto a su padre en los cielos, es por esto que cristo decía palabras como estas; "Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió (juan 6: 38)…   nuestro señor Jesucristo certifica que creer solamente en el padre y el hijo es la doctrina que nos da la vida eterna, leámoslo: : ‘’ no se turbe vuestro corazón: creéis en Dios; creed también en mi.’’ (Juan 14: 1)… ‘’y esta es la vida eterna, que te conozcan a ti: el único Dios verdadero, y a Yahshua, el cristo; al cual tú has enviado.¨(Juan 17: 3). 

Cristo habitaba junto a su padre antes de venir a la tierra transformado en hombre, no porque fuera una persona co-eterna con el padre, sino porque fué el primer hijo, (primer ser), al cual Dios le concedió la existencia, convirtiéndose de este modo en el hijo unigénito -primogénito del padre, tal y como de lee  en proverbio 8: 22-36 donde Dios engendra, es decir; le da la vida a un personaje descrito como la sabiduría, el cual el apóstol Pablo identifica como a cristo, (1corintios 1: 24, 1 Corintios 1.30-31, 1 corintios 2: 7; les recomiendo a los lectores leer proverbios 8: 22-36 en la traducción bíblica internacional). Cristo es el único ser nacido directamente de Dios, sin intermediario, por tanto: es único en su genero, es decir: HIJO UNIGÉNITO DEL PADRE; y es el medio que luego Dios usa para crear todas las cosas. Es por eso que en hebreos 1: 3 dice que cristo es: ‘’ el resplandor de la gloria de Dios y la Expresión exacta de su naturaleza’’, es decir; este primer hijo de Dios procede del resplandor de la gloria de Dios y de su mismo ser.  Es por eso que ese hijo unigénito del Dios padre es ‘’IGUAL A DIOS¨, es decir; parecido o semejante al padre que le dió la vida, teniendo los mismos atributos que su padre, por lo tanto; el hijo es un ser divino, es decir: un Dios parecido a su padre. 

Recordemos que la palabra ‘’Dios¨ simplemente significa: ‘’PODEROSO¨, y es un titulo que lleva el padre y su hijo, y también ese titulo lo llevan otras personas en las sagradas escrituras, (moisés por ejemplo; tenia el titulo ‘’Dios¨, lo pueden leer en éxodo 7: 1). Cristo, el primer hijo de Dios engendrado por el padre antes de los siglos, reconoce que vive porque el padre le ha dado la vida; leámoslo: ‘’Porque como el Padre tiene vida en sí mismo, así también ha dado al Hijo el tener vida en sí mismo. ’’ (Juan 5. 26.). Esto derrumba el mito de que Cristo en su preexistencia era un ser ‘’coeterno con el padre¨, ya que si eso fuera cierto entonces el Dios supremo en realidad no fuera padre de Cristo, ni este fuera su hijo unigénito:  sino que hubiesen sido ‘’compañeros coeternos¨. Si cristo hubiera sido una entidad co-eterna junto con el padre, entonces nunca hubiera necesitado de su padre para poder vivir, pero las siguientes palabras de cristo demuestran todo lo contrario, ya que el mismo Cristo reconoce que la vida le ha sido dada por su padre y que depende de su padre para poder vivir, leámoslo: ‘’Como me envió el Padre viviente, y yo vivo por el Padre, asimismo el que me come, él también vivirá por mí. ’’ Juan 6: 57. ¿Cuándo recibió cristo la vida?; pues, como dijimos anteriormente: antes de la creación, ya que cristo decía palabras como estas: " De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, yo existo. "JUAN 8: 58. También decía; 

‘’Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese.’’ (Juan 17:5, Juan 1: 1-2).

Es a este hijo unigénito al cual el padre celestial envía a la tierra transformándolo en hombre, leámoslo:

‘’Dios envió a su hijo unigénito al mundo, para que vivamos por el’’ (1 juan 4: 9). Noten que este impresionante pasaje dice bien claro que Dios envió a su hijo unigenito, lo cual demuestra que cristo es hijo de dios aun antes de venir a la tierra transformado en hombre. En ninguna parte de las escrituras dice que Dios envió a ¨la segunda persona de la trinidad¨, (como creen los trinitarios), pero tampoco nunca van a encontrar en las escrituras que diga que Dios se envió a si mismo, (como creen los unicitarios). El texto de 1 juan 4: 9 es bien claro y solemne; dios envió a su primer hijo, su hijo unigénito-primogénito.

Mientras que el espíritu santo es ‘’EL PODER DEL ALTÍSIMO¨: no es ninguna ‘’TERCERA PERSONA DEL DIOS TRINO¨; sino que es la energía que emana de Dios y llena toda la creación. El espíritu de Dios en algunos casos es personificado en las escrituras usándose el genero literario llamado prosopopeya, donde se le da personalidad a cosas abstractas, pero sin ser una persona real: algo que abunda en las escrituras, observe estos ejemplos donde las escrituras les dan personalidad a cosas que en realidad no son personas:

 1)   La piedra clama y las tablas le responden: Habacuc 2:11.

2)   Los montes tienen ojos y se asustan, y el abismo habla y levanta las manos: Habacuc 3:10.

3)   Las piedras hablan: Lucas 19:40.

4)   La muerte es una persona que reina: Romanos 5:14.

Incluso al alma de Dios se le da personalidad en las escrituras, sin embargo el alma de Dios no es una persona, es por eso que en las sagradas escrituras podemos encontrar pasajes como estos; El alma de Dios odia: salmo 11:5,  El alma de Dios se venga: jeremías 5:9. El alma de Dios se aleja; jeremías 6:8. .El alma de Dios ama: jeremías 12:7 .El alma de Dios recuerda: lamentaciones 3:20. 

 Pero en realidad es Dios que siente esto en su alma. La Biblia también afirma que el espíritu santo siente emociones como si fuera una persona; se contrista, se entristece, etc., etc. Pero en realidad es Dios quien siente estas cosas en su espíritu, en su interior. NI EL ALMA NI EL ESPÍRITU son otras personas, sino que simplemente son EL ESPÍRITU Y ALMA DE DIOS. Ya que DIOS TIENE ESPÍRITU Y ALMA y  es a través de ese poder o espíritu santo que los verdaderos creyentes se conectan tanto con el padre como también con su hijo; no es una ‘’tercera persona del dios trino¨; sino simplemente es el espíritu que Dios usa para guiar a los creyentes a toda verdad y a toda justicia. veamos como en el siguiente pasaje el apóstol Pablo identifica al espíritu con el poder de Dios:   ‘’No les hablé ni les prediqué con palabras sabias y elocuentes sino con demostración del poder del Espíritu, para que la fe de ustedes no dependiera de la sabiduría humana sino del poder de Dios.’’ (1corintios 2: 4-5). El espíritu santo no es ninguna ‘’tercera persona¨ de un dios trino, sino que es el espíritu o poder que PROCEDE de Dios, es decir, es una fuerza o energía que emana de Dios mismo,  ya que Dios es el dueño de su espíritu, leámoslo: ‘’Nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo sino el Espíritu que procede de Dios, para que entendamos lo que por su gracia él nos ha concedido’’ (1 corintios 2: 12).

Fue en el concilio católico Nicenoconstantinopolitano donde se creó la fórmula para convertir al espíritu santo en ‘’la tercera persona de un dios trino¨ a finales del siglo cuarto. En el credo redactado en ese concilio es donde se ordena que ’el espíritu santo es un dios que, junto al padre y el hijo, recibe una misma adoración y gloria¨. Esa creencia es antibíblica; ya que las escrituras nunca enseñan que el espíritu de Dios reciba adoración y gloria; por tanto ese credo niceno constantinopolitano es una fabula mentirosa, al igual que el credo o dogma trinitario de Atanasio. Los únicos que reciben adoración y gloria por toda la eternidad son solamente el padre celestial y su hijo Jesucristo y, ojo; no es que Cristo y su padre sean el mismo Dios; ya que el padre celestial es mayor que Cristo, leámoslo:

‘’Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos. Los cuatro seres vivientes decían: Amén; y los veinticuatro ancianos se postraron sobre sus rostros y adoraron al que vive por las eras de las eras. ’’ Apocalipsis 5: 8, 14.


Amén.


PARA MAS INFORMACIÓN:
pueden obtener estudios e información bíblica entrando a nuestra pagina de internet; Manual Bíblico Doctrinal de Alexander Gell, con la siguiente dirección: http://manualbiblicodoctrinaldealexandergell.blogspot.com/


Los invitamos a participar en nuestras congregaciones cibernéticas siguiendo estos link: ‘’
Anti-apostasía: por Alexander Gell’’:     http://www.facebook.com/groups/395559757149557/?fref=ts.

También los invitamos a participar en el foro de estudios y debates bíblicos: ‘’cristianos bíblicos’’:  http://www.gabitogrupos.com/cristianos/general.php.

Para comunicarse con nosotros a través de skipe en la congregación en audio aquí tiene mi cuenta de skipe:   alexander.gell1


Aquí les dejo mi teléfono móvil en la Republica Dominicana: 809-791-3109.

Para escuchar todos nuestros estudios en audio pinchar en este link:http://www.ivoox.com/escuchar-sana-doctrina-cristiana_nq_24059_1.html.


PERMISO DE COPIAR Y DISTRIBUIR GRATUITAMENTE TODOS NUESTROS ESTUDIOS, SIEMPRE Y CUANDO NO LE QUITEN NI LE AÑADAN NADA.

Google+ Followers