sábado, 2 de abril de 2016

LA DOCTRINA DE "EL PADRE Y EL HIJO": LA CREENCIA APOSTOLICA Y DE LA IGLESIA DE LOS PRIMEROS SIGLOS

Este estudio ha sido extraído del libro titulado:
"LA UNIÓN BABILÓNICA DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD CON EL SURGIMIENTO DEL CATOLICISMO APOSTATA ROMANO", el cual pueden descargar completo pinchando en el siguiente link: AQUI.







EL APÓSTOL JUAN:

El apóstol Juan jamás enseñó el trinitarismo, mucho menos el unicitarismo: la doctrina fundamental enseñada por Juan era la doctrina de ‘EL PADRE Y EL HIJO’’, leámoslo:
‘’ ¿Quién es el mentiroso, sino el que niega que Jesús sea el Cristo? Este es anticristo, el que niega al Padre y al Hijo.  1 Juan 2: 22, 23.

En este poderoso versículo queda claro que los mentirosos y anticristos no son los que niegan la trinidad ni tampoco los que niegan que el padre, el hijo, y el espíritu santo sean tres supuestas personas embutidos en uno, mucho menos es negar que el padre vino a la tierra ‘’disfrazado’’ de hijo para tomar el titulo, papel o roll de ‘’cristo’’ (doctrina unicitaria): los verdaderos anticristos son únicamente los que niegan al padre y a su hijo Jesucristo: dos personas totalmente literales.Esto es precisamente lo que hacen los trinitarios; negar la verdadera naturaleza y unidad del padre y de su hijo, añadiendo una supuesta tercera persona (con el nombre de ‘’espíritu santo’’) y diciendo que Dios es tres en uno y uno en tres; y no solo eso: también falsificando las escrituras añadiéndoles versículos falsos como el versículo 19 de mateo 28 y 1Juan 5: 7(reina Valera 1960). Lo mismo pasa con los falsos maestros unicitarios; estos niegan la existencia del hijo unigénito del Dios padre diciendo la mentira infame de que quien vino a la tierra a tomar cuerpo de hombre no fue el hijo de Dios, sino que fue el mismo padre ‘’disfrazándose’’ de hijo. Los trinitarios y los unicitarios son los verdaderos anticristos pues niegan la verdadera comunión del padre y del hijo y se someten a una doctrina absurda extraída  de la corrupción babilónica  filtrada a través de la gran ramera: el catolicismo romano, y heredado por el protestantismo. Luego tienen los trinitarios la muy cara dura de decir que aquellos que no aceptan la trinidad son unos blasfemos que no alcanzarán la salvación; así de retorcida es la mentalidad de aquellos que se dejan engañar por el diablo. Y para darle una estocada mortal a aquellos que niegan la doctrina de Cristo, es decir; la doctrina de EL PADRE Y EL HIJO, Juan dice lo siguiente:
‘’ Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo.  Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: ¡Bienvenido!  Porque el que le dice: ¡Bienvenido! participa en sus malas obras. ’’ 2juan 9,11.
También el apóstol Juan dijo lo siguiente:

‘’ Lo que habéis oído desde el principio, permanezca en vosotros. Si lo que habéis oído desde el principio permanece en vosotros, también vosotros permaneceréis en el Hijo y en el Padre.  Y esta es la promesa que él nos hizo, la vida eterna. ’’ 1 Juan 2: 24, 25.
¿Qué fue lo que los apóstoles oyeron desde el principio? Lo que les dijo Jesús; que la salvación consiste en conocer al padre y al hijo (Juan 17: 3). Note que Juan afirma que quien permanece en ese conocimiento ‘’ permanece en el hijo y en el padre’’ y como consecuencia de esto recibe la promesa de la ‘’vida eterna’’. Por ninguna parte Juan afirma que permanecemos en la santísima trinidad de padre, hijo y espíritu santo, sino que dijo bien claro que permanecemos únicamente en el padre y en el hijo. Juan culmina diciendo lo siguiente:

‘’ Y nosotros hemos visto y testificamos que el Padre ha enviado al Hijo, el Salvador del mundo.  Todo aquel que confiese que Jesús es el Hijo de Dios, Dios permanece en él, y él en Dios. ’’ Juan 4: 14, 15.

¿Quiere usted permanecer en Dios? Lo único que tiene que hacer es confesar  que el padre envió a Jesús y que Jesús es el hijo de Dios;  de esa manera Dios permanecerá en usted. Juan asegura en este pasaje que esa es la doctrina que los apóstoles ‘’vieron y testificaron’’, leámos:

 ‘’ Lo que hemos visto y oído, eso os anunciamos, para que también vosotros tengáis comunión con nosotros; y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo.’’ 1 Juan 1: 3.

El apóstol Juan al igual que los demás apóstoles afirma su comunión con el padre y con el hijo y aconseja a los demás creyentes a la misma comunión.


El apóstol Pedro:

¿Cómo veía Pedro a Jesús? ¿Cómo parte de una trinidad? ¿Como el padre celestial encarnado en un hombre?. Jesús les hizo la siguiente pregunta a los que andaban con él: ‘’ ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre?  Ellos dijeron: Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías, o alguno de los profetas. ’’ Mateo 16: 13.
Note que aunque esas respuestas estaban erradas ninguno hizo referencia a la trinidad (por el hecho de que ninguno de los discípulos y los demás seguidores de Cristo creía en ninguna trinidad o de que Jesús era el mismo padre celestial encarnado como hombre como afirman los unicitarios). Como Jesús quería una respuesta más concreta entonces se dirige directamente a sus apóstoles y les pregunta:
‘’ Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?’’ mateo 16: 15.
¿Cuál fue la respuesta de los apóstoles que andaban junto con Jesús y le conocían? ¿Dijeron acaso: ‘’ tu eres la segunda persona de la trinidad, ’’  o dijeron: ‘’ tú eres el padre celestial encarnado, ’’ o ‘’ tú eres el padre, el hijo y el espíritu santo. ’’ No; ellos no dijeron nada de eso pues ellos no conocían a Jesús como parte de un supuesto dios trino, mucho menos creían que cristo era el mismo padre celestial;  Sin embargo hubo uno del grupo que por inspiración directa de Dios respondió de la manera correcta:
‘’ Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.’’ Mateo 16:16.
Como vemos Pedro reconocía a Jesús como el hijo de Dios, no como un ser ‘’coigual’’, ``coeterno``  e ‘’indivisible’’ con Dios como predican los trinitarios.
Observen ahora la respuesta de Jesús:
‘’ Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. ’’ Mateo: 16: 17.
¿Cuál fue la revelación que Pedro recibió  directamente del padre celestial? Simplemente que Jesús ‘’es el Cristo el hijo del Dios viviente. ’’  Note también que Jesús dijo que esto lo había revelado: ‘’ mi padre que esta en los cielos. ’’ Si Jesús y el padre son la misma persona y que son ‘’indivisibles’’ como afirman los trinitarios, o que el padre es el mismo cristo disfrazado de hijo (doctrina unicitaria); ¿cómo era posible que uno estuviera en el cielo y el otro en la tierra al mismo tiempo?. El hecho de que el padre le reveló a Pedro que Jesús es el hijo de Dios y que el padre estaba en el cielo y Jesús en la tierra demuestra que tanto el padre como el hijo son dos personas literales y diferentes, no un ser trino supuestamente ‘’indivisible’’ y ‘’coigual’’ como afirma ese pervertido credo de Atanasio; mucho menos que el padre es al mismo tiempo el hijo como afirman los mentirosos unicitarios. En otra ocasión Pedro dice lo siguiente:

‘’ nosotros hemos creído y conocido que tu eres el Cristo, el hijo del Dios viviente’’Juan 6: 68. …Queda, pues, reconfirmado que la creencia básica del apóstol pedro es que cristo era hijo de Dios.

Tampoco el apóstol pedro jamás predicó que para ser salvos sea necesario creer en ‘’el misterio de la santísima trinidad’’, mucho menos enseñó a bautizar con la fórmula trinitaria, leámoslo: “Al oír esto, se compungieron de corazón, y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: Varones hermanos, ¿qué haremos? Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesús, el Mesías, para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo“(Hechos.2:37-38).

El apóstol Pedro, el día de Pentecostés, les predicó el Evangelio a los judíos y prosélitos reunidos en Jerusalén, entonces 3.000 de ellos creyeron el Evangelio, y le preguntaron a Pedro qué tenían que hacer para ser salvos. ¿Cuál fue la respuesta de Pedro?, Pedro no les soltó ningún discurso trinitario, diciendo: “Creed que Dios es trino, y seréis salvos”, ¡jamás!, lo que Pedro les dijo es que se arrepintieran, se bautizaran en el nombre de Jesús, el Mesías, para el perdón de los pecados, y entonces recibirían el don del espíritu santo. Esto demuestra que Pedro no conocía la formula trinitaria del bautismo católico en el nombre del padre, hijo y espíritu santo, pues estas palabras nunca las dijo Jesús, sino que fueron añadidas al evangelio de mateo 28: 19 , siglos después por manos fraudulentas en su afán de apoyar la trinidad católica. Más adelante vamos a hablar de varios versículos falsificados, como 1 Juan 5:7 por ejemplo, que han sido  introducido en la biblia por los sicarios del papismo romano en algunas versiones al latín que se hicieron en el siglo cuarto y que todavía están incluidas en algunas traducciones modernas tales como la reina Valera 1960.

EL APÓSTOL PABLO:
El apóstol Pablo tampoco predico sobre ‘’el misterio de la santísima trinidad’’, mucho menos jamás dijo que el padre celestial sea el mismo hijo; en realidad la doctrina básica enseñada por el apóstol Pablo era la doctrina en la creencia en dos personas: el padre y su hijo, leámoslo:
“para nosotros, sin embargo, hay un Dios, el Padre, del cual proceden todas las cosas, y nosotros somos para él; y un Señor, Jesús, el Cristo, por medio del cual son todas las cosas, y nosotros por medio de él.” (1Corintios 8:6).

Si Pablo hubiera sido un trinitario, como los católicos o los llamados “evangélicos”, entonces Pablo habría dicho estas palabras: “Porque para nosotros hay un solo Dios, que es Padre, Hijo y espíritu santo”,  o hubiera dicho ‘’ para nosotros hay un dios que es trino. ’’ ¿Dijo eso Pablo?, ¡por supuesto que no!, sencillamente Pablo, ni ninguno de los demás apóstoles, fueron trinitarios. Esta mentira diabólica del falso dios trino fue introducida en la cristiandad apóstata (la gran ramera), varios siglos después de la muerte de los apóstoles, e impuesta por la fuerza en la iglesia católica romana, quedando redactada en ese pervertido y anticristiano “credo de Atanasio”.

El apóstol Pablo recibió instrucciones directas del señor Jesucristo a través del profeta Ananías:
‘’ Y él dijo: El Dios de nuestros padres te ha escogido para que conozcas su voluntad, y veas al Justo, y oigas la voz de su boca.  Porque serás testigo suyo a todos los hombres, de lo que has visto y oído.  Ahora, pues, ¿por qué te detienes? Levántate y bautízate, y lava tus pecados, invocando su nombre. ’’ Hechos 22: 14, 16.

El señor le ordena a Pablo a través de Ananías es que se levante ‘’ y bautízate invocando su nombre’’. Nuevamente se certifica que el bautismo apostólico siempre se hizo en ‘’el nombre de Jesús’’, Pablo tampoco conoció la formula trinitaria católica de bautismo ‘’en el nombre del padre hijo y espíritu santo’’, pues Jesús nuca les dió esa orden a sus discípulos, sinó que esa fórmula fue añadida al evangelio de mateo 28: 19, siglos después de Cristo por los sicarios del papismo católico romano en su afán desmedido por apoyar la trinidad, y contaminaron de esa forma algunas versiones bíblicas como por ejemplo la reina Valera 1960 (los versículos falsificados que los trinitarios han introducido en la biblia lo trataremos mas adelante con pruebas históricas irrefutables).

Pablo nunca usó la formula padre, hijo y espíritu santo en sus saludos y despedidas de sus cartas, ya que la doctrina trinitaria era desconocida para el; en realidad la doctrina que Pablo conocía era que el Dios supremo era el padre y el Dios de cristo, es por eso que Pablo usaba frases como estas:

 ‘’Bendito seael Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación, ’’ 2Corintios 1:3 

‘’El Dios y Padre de nuestro Señor Jesús, quien es bendito por los siglos, sabe que no miento. ’’ 2Corintios 11:31 

‘’Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, quien nos ha bendecido en Cristo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales. ’’ Efesios 1:3.

’Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo. ’’ 1 corintios 1: 3.

 Queda demostrado entonces que en la mentalidad y las predicas de Pablo estaba clara la creencia de que Cristo tenia a un Dios y padre sobre él, no que Jesús fuera una trinidad con el padre y el espíritu santo, sino que Dios era tanto el padre como el Dios de Cristo.


EL APÓSTOL JUDAS:

El apóstol judas también certifica lo mismo que los demás apóstoles; todos los que niegan al padre y al hijo son reos de condenación:

‘’Porque algunos hombres han entrado encubiertamente,  los que desde antes habían sido destinados para esta condenación,  hombres impíos,  que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios,  y niegan aDios el único soberano,  y a nuestro Señor Jesucristo.’’ Judas 1:4. 

El apóstol judas no ve a Dios como un ser trino, sino que ve a Dios como el único soberano y a Jesucristo como el señor. y nuevamente preguntamos ¿donde está la tercera persona de la trinidad en los pensamientos del apóstol judas? Pues vemos que el dios trino tampoco formaba parte del evangelio que predicaba el apóstoll judas, sino que judas repite las mismas palabras de Cristo; que el padre es el único Dios verdadero y Jesucristo es su enviado (Juan 17: 3). Vemos también que las palabras de judas destruyen la falsa doctrina unicitaria, ya que definitivamente judas cree en dos personas; no en una.

Judas confirma su creencia exclusiva en el padre y su hijo de la siguiente manera:
‘’al Dios único, nuestro Salvador, por medio de Jesucristo, nuestro Señor, gloria, majestad, fuerza y poder antes de todo tiempo, ahora y por todos los siglos.  Amén. ’’ Judas  1:25.

EL DISCÍPULO ESTEBAN:

Esteban era un discípulo de los apóstoles que seguramente había conocido a Cristo. Era un hombre fervoroso y valiente y un poderoso predicador:
‘’ Y Esteban, lleno de gracia y de poder, hacía grandes prodigios y señales entre el pueblo. Entonces se levantaron unos de la sinagoga llamada de los libertos, y de los de Cirene, de Alejandría, de Cilicia y de Asia, disputando con Esteban.  Pero no podían resistir a la sabiduría y al espíritu con que hablaba.  Entonces sobornaron a unos para que dijesen que le habían oído hablar palabras blasfemas contra Moisés y contra Dios. ’’ Hechos 6: 8, 11.
Esteban es arrestado y presentado ante el concilio donde lanzó un poderoso discurso en contra de aquellos gobernantes malignos, pero estos tomaron a Esteban y lo condenaron a muerte:

‘’ Oyendo estas cosas, se enfurecían en sus corazones, y crujían los dientes contra él.  Pero Esteban, lleno del poder del Altísimo, puestos los ojos en el cielo, vió la gloria de Dios, y a Jesús que estaba a la diestra de Dios. ’’ Hechos 7: 54, 55.

Esteban antes de morir recibe una tremenda visión celestial: ¿Acaso vió Esteban a algún misterioso ser trino? ¿Vió a algún dios de tres cabezas? ¿Vió acaso tres tronos donde se sientan tres seres supuestamente ‘’indivisibles’’, ‘’coeternos’’ y ‘’coiguales’’? ¿O acaso Esteban vio a una sola persona que poseía simultáneamente los títulos ‘’padre e hijo’’, ya que los unicitarios aseguran que el padre es también el mismo hijo sentado en el trono?. Nada de eso: Esteban  vió la gloria de Dios y a Jesús a la derecha del padre. Debemos preguntarnos: ¿y dónde estaba la tercera persona de la trinidad en esa escena? ¿Acaso se fue de paseo? Esteban no vió a ningún ser trino porque en el cielo eso no existe. Tampoco vió a la tercera persona de la trinidad porque el espíritu santo no es ninguna persona; sinó que es el poder del altísimo. La trinidad solamente existe en las mentirosas doctrinas babilónicas que adoptó el catolicismo romano. Tampoco vio a un dios solitario sentado en el trono como afirman los unicitarios: en realidad el vió a dos personas: el padre y su hijo: dos personas totalmente literales. ¿Cómo entonces son los mismos si la biblia muestra claramente que son dos? ¿O es que son ciegos estos trinitarios y unicitarios o no saben contar?

Las escrituras muestran de manera clara que son dos personas: el padre celestial y su hijo unigénito a su derecha: Efesios 1: 20 dice que Dios resucitó a Cristo y lo puso a su derecha en los lugares celestiales. También dice en hebreos 8:1: ‘’el cual esta  a la diestra del trono de la majestad en los cielos. ’’ También hebreos 10:12: ‘’pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre  un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios. ’’ 1Pedro 3: 22 dice: ‘’quien subió al cielo y tomó su lugar a la derecha de Dios, y a quien están sometidos los ángeles, las autoridades y los poderes. ’’

Como podemos ver la biblia afirma que Jesús esta a la derecha del Dios padre pero seguimos viendo que no aparece la tercera persona de la trinidad por ninguna parte ni aparecerá jamás ya que esta no existe. Estos versículos afirman que después de resucitar Jesús subió al cielo y Dios lo puso a su derecha, pero en la mentalidad de los trinitarios esto no es así; los trinitarios piensan que cuando Jesús subió al cielo se ‘’fundió’’ dentro de un ser trino de ‘’padre, hijo y espíritu santo, ’’ y se formó de esa manera un solo Dios o una sola persona, mientras que la doctrina unicitaria lo que piensa es que cuando cristo subió al cielo no se presento delante de nadie, ya que para esos falsos maestros unicitarios el hijo es el mismo padrePero como hemos visto a través de todos esos pasajes bíblicos queda demostrado que eso no existe en el cielo, ya que la biblia demuestra que Dios padre está sentado en su trono y su hijo Jesucristo esta a su derecha: por tanto son dos personas, no una (mucho menos una trinidad). ¿A quien prefiere creerle usted? ¿A los ‘’teólogos trinitarios y unicitarios o a las verdades que a todas luces enseña la biblia? La palabra de Dios lo dice claro: cuando Cristo subió al cielo no se presentó ni se fundió con un dios trino; la realidad es simple: se presentó delante de su padre celestial. Léalo usted mismo:
‘’En efecto, Cristo no entró en un santuario hecho por manos humanas, simple copia del verdadero santuario, sino en el cielo mismo, para presentarse ahora ante Dios en favor nuestro. ’’ Hebreos 9: 24.

Esteban entregó su vida mientras invocaba el nombre de Jesucristo:
‘’Y apedreaban a Esteban, mientras él invocaba y decía: Señor Jesús, recibe mi espíritu. ’’
Como podemos ver los discípulos del Cristo ni siquiera en el momento de su muerte conocieron ni invocaron a ningún Dios trino pues este no existe, pero de algo podemos estar seguros; Esteban murió conociendo la verdad. El vió los cielos abiertos y vió lo que ya sabía: que en el cielo no gobierna ninguna trinidad: sinó que en el cielo a Dios padre pertenece toda gloria y Jesucristo esta a su derecha; así de simple.
Por tanto podemos estar completamente seguros de que si Dios estuviera compuesto de tres personas el mismo se habría encargado de que los hombres que utilizó para escribir las escrituras declararan ese asunto con suma claridad, para que no pudiera ver dudas al respecto (y más si esta era la supuesta ‘’doctrina fundamental de la cristiandad’’).


EL TESTIMONIO DE LOS ENEMIGOS DE JESÚS:

Veamos si los demonios, los fariseos y los maestros de la ley veían a Jesús como parte o hipostasis de un dios trino (doctrina trinitaria), o como el mismo padre encarnado (doctrina unicitaria);  o si lo veían simplemente como el hijo de Dios (verdadera doctrina bíblica).
 Los mismos demonios reconocen a Jesús como el hijo de Dios y no como el mismo padre celestial, mucho menos como parte de una trinidad. Observen lo que le dijeron los demonios que estaban en el gadareno a Jesús:
‘’ Y clamaron diciendo: ¿Qué tienes con nosotros, Jesús, Hijo de Dios? ¿Has venido acá para destruirnos antes de tiempo?’’. Mateo 8: 29.

En otra ocasión dijeron:
‘’Los espíritus malignos, al verlo, se postraban ante él, gritando: « ¡Tú eres el Hijo de Dios!» Pero él les ordenó terminantemente que no dijeran quién era él’’ marcos 3: 11, 12.
Como podemos ver los demonios confesaban que Jesús es el hijo de Dios. Es de suponerse que si los demonios han vivido miles de años más que los seres humanos deben conocer a Jesús mucho mejor que los teólogos trinitarios y unicitarios. ¿Por qué podemos decir que en esa ocasión los demonios estaban diciendo la verdad? Pues porque el mismo Cristo les ordenó que no dijeran quien era él. A Jesús no le interesaba el testimonio de los demonios ya que él mismo personalmente siempre testificó su condición de hijo de Dios.

Según en el relato del evangelio de marcos capitulo 14 a Jesús lo llevaron atado ante el sumo sacerdote, y se reunieron allí ‘’todos los jefes de los sacerdotes, los ancianos y los maestros de la ley’’. En ese lugar comenzaron a acusarlo de muchas formas, pero Jesús callaba, no les respondía nada ante las acusaciones y las injurias que le provocaban. Hasta que por fin el sumo sacerdote le hiso una pregunta la cual Jesús se vió precisado a responder:
 ‘’ ¿Eres el Cristo, el Hijo del Bendito? —le preguntó de nuevo el sumo sacerdote’’. Marcos 14. 61.

Si Jesús hubiese estado predicando la trinidad o diciendo que él es el mismo padre celestial encarnado en esos tres años que anduvo en medio del pueblo de Israel los sacerdotes no le hubieran preguntado si él era el hijo de Dios; le hubieran preguntado ¿‘’tú eres Dios, la segunda persona de la trinidad’’? o le hubieran preguntado: ‘’ ¿tú eres Dios el padre encarnado?’’. Los sacerdotes estaban bien al tanto de todo lo que predicaba Jesús y ellos sabían muy claramente que Jesús siempre afirmó que era el hijo de Dios. Por eso Jesús les responde de esta manera:

‘’Sí, yo soy —dijo Jesús—. Y ustedes verán al Hijo del hombre sentado a la derecha del Todopoderoso, y viniendo en las nubes del cielo’’. Marcos 14: 62.

Jesucristo no podía negar esta gran verdad; él es el hijo de Dios. Después de esta afirmación los sacerdotes lo condenaron a muerte acusándolo de blasfemia. ¿Cuál era la blasfemia?  Los sacerdotes eran buenos conocedores de las escrituras del antiguo testamento y por tanto ellos sabían que Dios el padre tenía un hijo unigenito-primogénito el cual había sido engendrado por el padre celestial antes que toda otra creación (comparar con proverbios 8: 22-36) y ese hijo era el representante de Dios ante la creación y lo llamaban el ángel de Yahweh, por tanto, lo que entendieron muy correctamente esos sacerdotes es que Cristo estaba tomando el lugar de ese hijo unigenito-primogénito de  Dios el padre, el cual, al ser una entidad divina, era igual a Dios, es decir; un ser poderoso o divino, pues esa ese es el significado etimológico de la palabra o el titulo Dios: ‘’PODEROSO’’.

Estando ya Jesus clavado en el madero de tormento sus enemigos  se burlaban de el diciendo:
‘’ Confió en Dios;  líbrele ahora si le quiere;  porque ha dicho: Soy Hijo de Dios. ’’ Mateo 27:43. 

Por tanto la supuesta blasfemia que veían los sacerdotes era que Cristo estaba usurpando el lugar del ángel de Yahweh como el hijo unigenito-primogénito de Dios, lo cual hacia que Jesús fuera igual a Dios, es decir: un ser divino (en realidad Jesús no mintió, ya que él era el mismo ángel de Yahweh).

Como hemos podido comprobar; tanto los demonios como los sacerdotes enemigos de Cristo reconocían a Jesús como ‘’el hijo de Dios’’. Nunca lo vieron Como parte de un ser trino ni como el mismo padre encarnado.



AHORA VEAMOS HISTÓRICAMENTE CUAL ERA LA CREENCIA DE LOS SUCESORES DE LOS APÓSTOLES.

Después de la muerte de los apóstoles las doctrinas de estos no sufrieron mucho cambio, ya que todavía no se había levantado el catolicismo romano, el cual comenzó a aparecer desde el siglo cuarto, por lo tanto los sucesores de los apóstoles de los dos o tres primeros siglos tenían la creencia basada en ‘’el padre y el hijo’’, y creían que cristo había recibido la vida (había sido engendrado por el Dios supremo) antes de la creación, con excepción de los supuestos cristianos gnósticos y de algunos supuestos ‘’padres de la iglesia’’ que estaban influenciados con la idea trinitaria predicada por el filosofo griego Platón. Este filosofo riego existió muchos siglos antes de nacer Jesucristo, y había visitado babilonia y Egipto, de donde tomó la creencia de adorar a los dioses por triadas, a lo cual preguntamos: ¿Cómo es posible que algunos supuestos padres de la iglesia, como Tertuliano, del siglo 2 de la era cristiana aceptaron las ideas trinitarias de un pagano griego que vivió antes de cristo, algo totalmente desconocido por los profetas del antiguo testamento, y algo que jamás predicaron cristo y sus apóstoles?

Primero vamos a leer ‘’EL CREDO DE LOS APÓSTOLES’’, un breve documento redactado poco tiempo después de la muerte de los apóstoles por los discípulos de estos: el credo de los apóstoles dice así:
"Yo creo en Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Yo creo en Jesucristo, Hijo unigénito de Dios, Nuestro Señor, quien fue concebido a través del Espíritu Santo, nacido de María la Virgen, sufrió bajo Poncio Pilatos, fue crucificado, murió y fue sepultado; descendió donde los muertos. Al tercer día resucitó; ascendió al cielo. Está sentado a la diestra del Padre, y regresará para juzgar a vivos y muertos.  Yo creo en el Espíritu Santo, la santa iglesia universal, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección del cuerpo, y la vida eterna.  AMEN."

Como podemos observar, en dicho Credo Apostólico NO se enseña por ninguna parte la doctrina de la Trinidad. En él no se dice por ninguna parte que Dios sea "trino", sin embargo, ¡esta era la fe de los apóstoles y de los primeros cristianos!. Este credo simplemente reconoce al padre como el Dios supremo, el todopoderoso, lo cual es totalmente cierto, también reconoce a cristo como ‘’el hijo unigénito de Dios’’, que luego concebido a través del espíritu santo en María, sufrió el martirio en el gobierno de Poncio Pilatos, fue crucificado, fue sepultado, al tercer dia resucito de entre los muertos, subió al cielo y esta a la diestra de Dios: ¡! Todo eso es real y conforme a las escrituras!!. También dice este hermoso credo que cristo va a regresar a juzgar a vivos y muertos; lo cual es correcto. También dice que creemos en el espíritu santo, pero no dice por ninguna parte que el espíritu santo sea la tercera persona de un dios trino. También dice que creemos en la iglesia universal (no confundir con la iglesia católica). También dice que creemos en la comunión de los santos, el perdón de pecados y la resurrección: ¡!Todo eso esta totalmente de acuerdo a las sagradas escrituras!!.ese credo no enseña para nada la doctrina trinitaria, mucho menos la unicitaria.

Ahora vamos a ver la creencia de los primeros cristianos antes de levantarse la gran ramera católica romana.:

Justino: Llamado “Mártir” debido a su martirio en el 166 d.C. Él nació en Roma en el año 107 d.C. Él fue un filósofo pagano convertido al cristianismo alrededor del año 130 d.C. Su primer obra Diálogo con Trypo fue escrito en el año 135 d.C. Trypo era un Judío que escapó de Jerusalén después de la revuelta de Bar Kochba. Él escribió entre el 135 d.C hasta justo antes de su decapitación. Él escribió: “Dios engendró antes que todas las criaturas un Principio que era un cierto poder racional procedente de Él, quien es llamado La Gloria Del Señor’, ahora ‘El Hijo’, nuevamente ‘Sabiduría’, nuevamente ‘un Ángel’, luego ‘Dios’, luego ‘Señor’ y ‘Logos’, y en otra ocasión él se llama a sí mismo ‘Capitán’.” (Diálogo con Trypo, Cap. 61). También dijo: “Nosotros seguimos al único Dios no engendrado a través de Su Hijo engendrado.” (Primera Apología, Cap. 14).

Tatiano: Nació en Asiria cerca del 110 d.C, fue un estudiante de Justino Mártir. Él escribió el comentario a los cuatro evangelios más antiguo que existe. Antes había pertenecido a una secta Encratita gnóstica como líder. A pesar de esto, sus escritos dan una regular visión de las doctrinas cristianas. Él escribió entre el 161-170 d.C, y murió alrededor del 172 d.C. Dijo: “El Señor del Universo, Quien Él Mismo es el fundamento necesario de todo ser, puesto que como sea que no había aún ninguna criatura en existencia, estaba Solo…Y por Su sencilla voluntad el Logos brincó fuera; y el Logos, no habiendo salido fuera en vano se convierte en la primera obra engendrada del Padre y fue el comienzo del mundo.” (A Los Griegos, Cap. 5).

Teófilo de Antioquía: Nació alrededor del año 130 d.C. Fue un obispo en Antioquía, Siria, entre los años 170-180 d.C. Él escribió antes del año 175 d.C y murió en el 181 d.C. Escribió: “Dios, entonces, teniendo su propia Palabra interna dentro de Su propio vientre la engendró, emitiéndola junto con Su propia Sabiduría antes que todas las cosas. Él tuvo a esta Palabra como su ayudante en las cosas que fueron creadas por Él, y por ella Él creó todas las cosas.” (A Autólico, Cap. 10).

Ireneo:Fue uno de los más reconocidos de los cristianos primitivos. Nació en el 140 d.C y fue un discípulo de Policarpo. Él fue un Anciano de la iglesia en Lyons, Francia, desde el 178 d.C. Él era muy bien conocido en todo el mundo occidental de la época. Él murió en Francia en el 202 d.C. Sus escritos pueden ser fechados alrededor del 180 d.C. Él escribió: “Si alguno, por tanto, nos dice, ‘cómo entonces, fue el Hijo producido por el padre?’ nosotros les respondemos, que ninguno entiende esa producción, o generación… no hay poderes que posean este conocimiento sino sólo el Padre quien engendró y el Hijo quien fue engendrado.” (Contra las Herejías, Libro 2, Cap. 28, v.6).

Policarpo: Nació alrededor del año 69 d.C, y fue un discípulo del Apóstol Juan, e igualmente un amigo íntimo de Ignacio de Antioquía. Él fue un obispo de la iglesia de Esmirna, Asia Menor, y escribió su Epístola a los Filipenses antes del 140 d.C. Él fue quemado en una estaca el 23 de Febrero, del año 155 d.C. Él escribió lo siguiente: “Ahora, que el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, y él mismo el Sacerdote Eterno, Jesucristo, el Hijo de Dios, los edifique en la fe y en la verdad.” (A los Filipenses Cap.12, v.2). “…a Él quien es capaz de traernos a todos en Su gracia y generosidad, a su Reino Celestial, por su Único Hijo engendrado, Jesucristo, sea la gloria, honor, poder, y majestad para siempre.” (Martirio, Cap. 20, v. 2).

Melitón: Nacido cerca del año 110 d.C, fue el obispo en Sardis, Asia menor, alrededor del 160-170 d.C y un amigo de Ignacio de Antioquía cuando era un muchacho joven. Él escribió entre los años 165-170 d.C y fue martirizado en el 177 d.C. Sólo existen pequeños fragmentos de sus escritos. Él escribió: “Existe Aquel que realmente existe y es llamado Dios… Este Ser no es hecho en ningún sentido, ni tampoco vino a la existencia, sino que ha existido por la eternidad.” (Apología 1: A Antonio César). “Jesucristo…es la Razón perfecta. La Palabra de Dios, él que fue engendrado antes que la luz, él quien es Creador junto con el Padre.” Apología 4: Sobre la Fe.

Clemente de Roma:De acuerdo a muchos escritores cristianos antinicenos, él es el Clemente de Filipenses 4:3. Él fue un Anciano de la Iglesia de Roma entre los años 92-101 d.C. Su Epístola a los Corintios, escrita alrededor del año 96 d.C, fue tenida en gran estima, y fue considerada igual a los escritos de los Apóstoles y era frecuentemente usada en sus reuniones dominicales. Él nació alrededor del año 30 d.C y murió en el año 100 d.C. Él escribió: “Conocemos que Tú solo eres Altísimo entre los Altísimos… Tú has escogido a aquellos que te aman a través de Jesucristo, Tú amado Hijo, a través de quien Tú nos has instruido, santificado, y honrado…Que todas las naciones sepan que Tú eres el único Dios, que Jesucristo es Tú Hijo y que nosotros somos Tu pueblo.” (A los Corintios, Cap. 59, vs. 3,4).

Ignacio de Antioquía: Su seudónimo era “Teóforo”, debido a su naturaleza gentil y amable. Él fue un Obispo en la congregación de Asiria y Antioquía, y fue un discípulo del Apóstol Juan. Sus escritos auténticos, fueron escritos alrededor del año 110 d.C. Nació alrededor del 50 d.C y fue martirizado en el 116 d.C. Él escribió: “Hay un Dios, quien se manifestó a sí mismo por medio de Jesucristo, Su Hijo, quien siendo Su Palabra, salió del silencio al mundo a ganó plena aprobación de Él, de quien era Su embajador.” (A los Magnesianos, cap.8, v.2). “…quien también resucitó de entre los muertos, debido a que Su padre lo resucitó,- su Padre quien igualmente nos resucitará, quienes creemos en él a través de Jesucristo, fuera de quien no tenemos verdadera vida (A los Trallanos, Cap. 9, vs.2). Ustedes están bien fundamentados en amor a través de la Sangre de Cristo y firmemente creen en nuestro Señor. Él es realmente de la línea de David de acuerdo a la carne y el Hijo de Dios según fue engendrado por el padre. ’’

Clemente de Alejandría: Nacido como Tito Flavio Clemens, en el 150 d.C. Vino a ser un obispo en Alejandría, Egipto. Él escribió entre los años 190-195 d.C. y murió alrededor del 220 d.C. Sus escritos son valiosos porque una vez que se convirtió, viajó por todo el Imperio Romano para aprender el cristianismo puro de los más antiguos y respetados cristianos vivientes. Él escribió: “La mejor cosa en la tierra es lo más pío: el hombre perfecto; y la mejor cosa en el cielo, el siguiente y más puro en el lugar, es un ángel, el portador de la vida eterna bendita. Pero la naturaleza del Hijo, quien es próximo a Él quien es el solo Altísimo, es el más perfecto.” (Miscelanias, Libro 7, Capitulo 2).

Este era parte del conocimiento que predicaban los cristianos poco después de la muerte de los apóstoles, y como podemos ver; ellos no predicaron al dios trino, sino que aseguraban que el padre celestial le había dado la vida a su primer hijo, a Cristo,  antes de la creación de todas las demás cosas.

Si la gente leyera la biblia desde el principio hasta el fin sin que hubiera concebido ya la idea de la trinidad ¿se formaría tal concepción por su propia cuenta? De ninguna manera. Lo que se le manifiesta muy claramente al lector imparcial es que solo Dios el padre es el único Dios todopoderoso, separado y distinto de toda otra persona, y que Jesús, y esto aplica aun a la existencia que tuvo antes de ser hombre, es también separado y distinto, un ser que procede del padre, subordinado a Dios: el primer hijo del altísimo nacido directamente de Dios antes de toda otra creación, y el medio que luego Dios uso para crear todas las cosas (proverbios 8: 22-36).


EL TESTIMONIO DE LOS ÁNGELES Y EL LIBRO DE APOCALIPSIS.
Vamos a ver ahora si los ángeles que están en el cielo ven a Dios como un ser trino.
‘’Todos los ángeles estaban de pie alrededor del trono, de los ancianos y de los cuatro seres vivientes. Se postraron rostro en tierra delante del trono, y adoraron a Diosdiciendo: «¡Amén! La alabanza, la gloria, la sabiduría, la acción de gracias, la honra, el poder y la fortaleza son de nuestro Dios por los siglos de los siglos. ¡Amén!» apocalipsis 7: 11, 12.
En este impresionante pasaje vemos a todos los ángeles del cielo haciendo un acto de reconocimiento y de adoración al único y supremo Dios, pero debemos preguntarnos: ¿a que Dios ellos estaban exaltando? ¿A un dios trino o al padre de nuestro señor Jesucristo? ¿Qué Dios estos ángeles veían en el trono celestial, acaso a un dios de tres cabezas o al único Dios verdadero? ¿Quién es este Dios que recibe la adoración suprema y absoluta que ni siquiera el hijo Jesucristo recibe? El mismo señor Jesucristo da la respuesta a estas preguntas de manera magistral:
»Miren que no menosprecien a uno de estos pequeños. Porque les digo que en el cielo los ángeles de ellos contemplan siempre el rostro de ‘’mi Padre celestial’’.  Mateo 18: 10.

Con estas sencillas palabras el mismo Cristo asegura que en el cielo los ángeles sólo adoran a su padre celestial, pero resulta que ese padre celestial es el mismo Dios único y verdadero que describe Cristo en Juan 17: 3. Por tanto los ángeles no adoran a ningún dios trino.

Vamos ahora brevemente a analizar el escenario del cielo. En el capítulo 4: 2, 3 de apocalipsis se describe el trono de Dios:
‘’Y al instante yo estaba en el poder del Altísimo; y he aquí, un trono establecido en el cielo, y en el trono, uno sentado. Y el aspecto del que estaba sentado era semejante a piedra de jaspe y de cornalina; y había alrededor del trono un arco iris, semejante en aspecto a la esmeralda. ’’

Pero ¿Quiénes estaban cerca del trono de Dios?:
‘’Y alrededor del trono había veinticuatro tronos; y vi sentados en los tronos a veinticuatro ancianos, vestidos de ropas blancas, con coronas de oro en sus cabezas. ’’  Apocalipsis 4: 4.

Vemos  al trono de Dios rodeado de 24 tronos donde se sientan 24 seres celestiales y debemos preguntarnos ¿donde está Cristo? La respuesta está en el capítulo 5: 6,8:
‘’ Y miré, y vi que en medio del trono y de los cuatro seres vivientes, y en medio de los ancianos, estaba en pie un Cordero como inmolado, que tenía siete cuernos, y siete ojos, los cuales son los siete espíritus de Dios enviados por toda la tierra. Y vino, y tomó el libro de la mano derecha del que estaba sentado en el trono. ’’
En este pasaje aparece Cristo el cual está de pie ante el trono de Dios (está de pie porque en el apocalipsis el ya no está sentado intercediendo por la iglesia ya que en ese momento su ministerio de intercesión termina y comienza el ministerio de juicio) vino y tomó de la mano derecha de su padre el libro. ¿Cuántas personas hay aquí? Primero vimos el trono del padre rodeado por 24 criaturas celestiales, ahora aparece Cristo de en medio de los cuatros seres vivientes y este Cristo se acerca a su padre que está sentado en el trono y toma de su mano el libro ¿Dónde está la tercera persona de la trinidad?; todavía no aparece. Los unicitarios dicen que ese cordero no es cristo, sino una simple figura simbólica, lo cual es falso; ya que Juan el bautista identifica a Jesús con el cordero, leámoslo:  El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo (Juan 1: 19): por lo tanto: en todos los pasajes de apocalipsis donde aparece el cordero al lado de Dios se esta refiriendo a una persona totalmente literal: Jesús al lado de su padre.

Por otra parte; si Cristo y el padre son la misma persona como dicen los trinitarios y los unicitarios ¿Cómo es posible que aquí haya dos personas? Si Jesús hubiese sido el mismo padre celestial, entonces,  ¿Cómo es posible que uno (el padre) estuviera sentado en el trono y el otro (Jesucristo) se acerca a tomar el libro? La respuesta es sencilla: Donde los unicitarios ven uno y los triniratios ven tres; la biblia ve dos. En este pasaje se demuestra la gran verdad de que el padre celestial es una persona y su hijo es otra persona; no son un supuesto Dios de tres en uno y uno en tres, eso no lo dice la biblia por ninguna parte, y mucho menos el libro de apocalipsis. El libro de apocalipsis yo lo considero un libro netamente anti trinitario y anti-unicitario..

Hasta ahora la tercera persona de la supuesta trinidad todavía no ha aparecido en ese escenario celestial. Pero sigamos viendo que sucede en ese escenario del cielo cuando Cristo toma de la mano de su padre aquel libro profético:
‘’Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero; todos tenían arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos; y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre has redimido para Dios , de todo linaje y lengua y pueblo y nación; y los has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinarán sobre la tierra. Y miré, y oí la voz de muchos ángeles alrededor del trono, y de los seres vivientes, y de los ancianos; y su número era millones de millones, que decían a gran voz: El Cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza.  Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos. Los cuatro seres vivientes decían: Amén; y los veinticuatro ancianos se postraron sobre sus rostros y adoraron al que vive por las eras de las eras. ’’ Apocalipsis 5: 8, 14.

Estos versículos los considero unos de los pasajes más impresionantes que tiene toda la biblia. Vemos como los 4 seres vivientes y los 24 ancianos se postran ante Jesús; estos personajes declaran en el verso 10 que Cristo los redimió para su Dios, el Dios supremo que está sentado en el trono. Y dice que todo lo creado en los cielos y la tierra se unieron a este regocijo universal, millones y millones de ángeles, y todas las criaturas que existen dan gloria, honra y alabanza exclusivamente al que esta sentado en el trono, el padre, y al cordero, Jesucristo, en ninguna parte se adora al dios trino, sino que toda la creación alaban y exaltan solo a dos personas literales: al padre y al hijo.

 De todos modos podemos preguntar: ¿Y dónde está la gloria y la honra de la tercera persona de la trinidad? Si el espíritu santo no es el poder de Dios, sino que es una supuesta persona ‘’coigual’’ con el padre y el hijo ¿Dónde están sus adoradores en este impresionante pasaje de apocalipsis? La biblia testifica que esta adoración cósmica se extiende por los siglos de los siglos; ¿Qué quiere decir esto?. ¿Acaso nunca va a ver un reconocimiento para la tercera persona de la trinidad?. ¿Acaso la tercera persona de la trinidad nunca va a contar ni siquiera con un sólo adorador en toda la creación y en todas las edades?.  Es para meditar ¿verdad?.

Luego el apocalipsis describe los cielos nuevos, la nueva tierra y la nueva Jerusalén, la ciudad que desciende desde el cielo y desde donde el creador va a reinal por siempre con sus hijos inmortales  ¿Qué Dios va a reinal allí en esa ciudad? ¿Acaso el dios trino del catolicismo babilónico? ¿Cuántas personas van a gobernar por toda la eternidad; un dios de tres cabezas o simplemente el padre celestial y su hijo Jesucristo? Veamos la respuesta que da el apocalipsis a estas preguntas:
‘’Y no vi en ella templo; porque el Señor Dios Todopoderoso es el templo de ella, y el Cordero. La ciudad no tiene necesidad de sol ni de luna que brille en ella; porque la gloria de Dios la ilumina, y el Cordero es su lumbrera. ’’ Apocalipsis 22: 22, 23.

‘’ Después me mostró un río limpio de agua de vida, resplandeciente como cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero. En medio de la calle de la ciudad, y a uno y otro lado del río, estaba el árbol de la vida, que produce doce frutos, dando cada mes su fruto; y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones. Y no habrá más maldición; y el trono de Dios y del Cordero estará en ella, y sus siervos le servirán, y verán su rostro, y su nombre estará en sus frentes.  No habrá allí más noche; y no tienen necesidad de luz de lámpara, ni de luz del sol, porque Dios el Señor los iluminará; y reinarán por los siglos de los siglos. ’’ Apocalipsis 22:1, 5.

En estos poderosos pasajes bíblicos de hace énfasis al trono de Dios y del cordero, los cuales han de reinal por toda la eternidad en toda la creación siendo la nueva Jerusalén la capital del universo. Una y otra vez se afirma que es el Dios padre y su hijo Jesucristo los únicos gobernantes; no se dice nada de un Dios trino (mucho menos del dios solitario de los unicitarios) ya que este no existe ni existirá nunca. Tampoco se hace mención de la supuesta tercera persona de la trinidad porque esta tampoco nunca ha existido. Al final de esos versículos citados dice que los redimidos van a ver el rostro de Dios  y que su nombre va a estar en nuestra frente. Pero ¿Cuál Dios? ¿Acaso el dios trino? No; no es ningún dios trino ya que Jesús mismo da la respuesta a estas preguntas de la siguiente manera:
‘’Al que salga vencedor lo haré columna del templo de mi Dios, y ya no saldrá jamás de allí. Sobre él grabaré el nombre de mi Dios y el nombre de la nueva Jerusalén, ciudad de mi Dios, la que baja del cielo de parte de mi Dios; y también grabaré sobre él mi nombre nuevo. ’’ Apocalipsis 3: 12, 13.

Estas palabras de Jesús son contundentes y destruyen el trinitarismo por completo ya que Jesús reconoce por cuatro veces consecutiva que el padre celestial es su propio Dios, derribando por el suelo esa doctrina mentirosa de que tanto el padre celestial como su hijo y el espíritu santo son la misma persona y el mismo Dios. A Los redimidos que alcancemos la inmortalidad el mismo señor Jesús les va a grabar el nombre de su padre en la frente, pero también el nombre del propio Jesús va a estar en la frente de los redimidos, y debemos preguntarnos: ¿ y el nombre de la tercera persona de la trinidad donde está? La respuesta es sencilla: los redimidos no van a tener el nombre de la tercera persona de la trinidad en sus frentes porque esa tercera persona no existe ni existirá jamás. Los redimidos habitaran por siempre en el reino de Dios y de Cristo: nunca en el reino de la santísima trinidad.

En Efesios 5:5 Pablo dice: "Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o inmundo, o avaro, que es idólatra, tiene herenciaEN EL REINO DE CRISTO Y DE DIOS". Estas palabras de Pablo son muy interesantes, pues diferencia a Cristo y a Dios. El Reino es de Cristo, y también es de Dios, su Padre. Pablo no dice que el reino es de Cristo Dios, o de Dios el Cristo. Lo que dice que es el reino le pertenece al Padre (Dios) y al Hijo (el Señor). Para Pablo, y seguramente también para el resto de los apóstoles, sólo el Padre es el Dios supremo, y Cristo, el Señor (1 Corintios 8:4-6).

Cuando Jesús hablaba del reino de Dios, se refería al reino de Su Padre. Y cuando se refería a su reino, el decía: "mi reino". Él usó las dos formas, una para referirse a su Dios y otra, para referirse a si mismo. Y es que Cristo recibió de Dios Padre Su Reino (Ver Daniel 7:13,14). Además, los cristianos también recibirán el reino de Dios, como ya lo recibió Jesús al regresar al cielo (Daniel 7:18,22). Podremos decir que el reino también será de los salvos, cuando vuelva Cristo por segunda vez (Mateo 25:31,34).

Para resumir lo que hemos visto en el libro del apocalipsis vemos que por toda la eternidad solamente el padre celestial y su hijo Jesucristo reciben gloria y honra por los siglos de los siglos por todos los seres del vasto universo. Solamente el padre celestial y su hijo Jesucristo gobiernan en toda la creación por siempre, y los redimidos solo verán por siempre los rostros del padre celestial y  su hijo Jesucristo, teniendo también en sus frentes solamente los nombres del padre celestial y su hijo Jesucristo. En el libro de apocalipsis la trinidad no existe, como tampoco existe la tercera persona de la trinidad, ni tampoco existe el dios solitario de los unicitarios. En el apocalipsis no existe esa mentira de que Jesús sea el mismo Dios padre, o que sea ‘’coeterno’’, ‘’coigual’’ e ‘’indivisible’’ juntamente con su padre. Por tanto queda demostrado que el dogma trinitario de Atanasio es una burda mentira de demonios inventada por los lacayos de la gran ramera, una falsificación satánica para que la humanidad adore a un dios falso, ya que por toda la eternidad solamente el padre celestial y su hijo Jesucristo han de ser honrados por siempre por todas las criaturas de todo el universo.

AMEN.






PARA MÁS INFORMACIÓN:

Los invitamos a participar en nuestras congregaciones cibernéticas siguiendo estos link: ‘’
CONGREGACION BIBLICA INTERNACIONA: grupo de estudios y debates biblicos en facebook:     http://www.facebook.com/groups/395559757149557/?fref=ts.


También los invitamos a participar en el foro de estudios y debates bíblicos: ‘’cristianos bíblicos’’:  http://www.gabitogrupos.com/cristianos/general.php.

Para comunicarse con nosotros a través de skipe en  LA CONGREGACION BIBLICA INTERNACIONAL en audio y video aquí tiene mi cuenta de skipe:   alexander.gell1

Aquí también mi canal SÉPTIMO MILENIO en YouTube:http://www.youtube.com/channel/UCIw-Rhk3CBW4ZSDhDWA9j9A?feature=mhee.

Para escuchar todos nuestros estudios en audio pinchar en este link:http://www.ivoox.com/podcast-podcast-sana-doctrina-cristiana_sq_f140158_1.html


PERMISO DE DISTRIBUIR TODOS NUESTROS ESTUDIOS BIBLICOS SIEMPRE Y CUANDO NO LE QUITEN NI LE AÑADAN NADA.


Google+ Followers